Así es la estrategia de Cuevas para llegar con todo a Río

Luego de una gran gira europea que lo dejó muy desgastado, el uruguayo decidió saltearse Toronto y descansar para llegar fresco a los juegos

Pablo Cuevas decidió parar. Tras una excelente gira europea de junio y julio, que incluyó dos finales de torneos ATP, el uruguayo decidió no participar del Masters 1000 de Toronto que arranca hoy. Los primeros síntomas de agotamiento físico y mental le pasaron factura, y tras perder en su debut en el ATP 250 de Umag –donde era primer favorito- decidió cambiar uno de los torneos más importantes de la temporada por un descanso de algunos días en Montevideo, de cara a uno de sus grandes objetivos del año: los Juegos Olímpicos.

Es que Cuevas había decidió variar la estrategia del año pasado, cuando a esta altura del año llegó a arrastrar un gran de cansancio físico y mental, que lo llevó a despedirse rápido del US Open. Tuvo más momentos de descanso –incluida su no participación en Copa Davis, y en los torneos ATP 250 de la semana previa a Roland Garros-. También decidió no repetir la experiencia de jugar Interclubes tras el primer Grand Slam del año. Y además decidió otro punto importante: irse con su familia a la gira europea, que lleva más de un mes y que incluyó la final del ATP de Nottingham.

De todos modos, el desgaste de estos meses le pasó factura, y por eso decidió parar. "No me había pasado en todo el año de antes de entrar a un partido, hablar con Facu (Savio, su entrenador) y decirle que estaba bajo de energía y que me iba a costar el partido. De todas maneras tuve mis chances, sacar mal hizo que se haga aún más cuesta arriba", analizó Cuevas en diálogo con Referí acerca de su derrota ante el portugués Gastao Elias, 72 ATP, en su debut de la semana pasada por el ATP 25'0 de Umag, donde era el primer cabeza de serie estrenando su puesto 20° del mundo, que mantiene esta semana.

Pero a pesar de esa mala semana pasada, Cuevas se queda con los objetivos globales de la serie, que fueron más que positivas tras lograr el hito histórico de meterse entre los 20 mejores del mundo. "La gira fue muy buena, llegue a dos finales en cuatro torneos jugados. Conseguí el objetivo q me había planteado para este año. Es lindo tener casi mitad de año x delante y tener q cambiarlo porque lo conseguí", explicó el mejor tenista uruguayo.

"Haber ganado partidos en el pasto me hace encarar las giras independientemente de la superficie, sabiendo que puedo sumar. Siempre haciendo parates y preparándolas bien", aclaró Cuevas sobre lo que se viene l la gira sobre cemento, que tiene una perspectiva totalmente diferente tras su muy buen torneo en Nottingham. "Es lo que voy a hacer ahora, no jugar Canadá aunque me asegure los 0 puntos, pero descansar y preparar Rio y la gira americana. Creo que es lo más inteligente".

La aclaración de Cuevas es porque la ausencia en el Masters 1000 de Toronto le implicará sumar cero en este torneo, que cuenta obligatoriamente dentro de los 18 mejores de la temporada. De todos modos no perderá demasiados puntos, ya que el año pasado había quedado afuera en primera ronda de este torneo. Sí perderá, por no defender en ningún torneo, los 90 puntos de Hamburgo 2015, desfasado en fechas respecto a 2016 por la disputa de los Juegos Olímpicos, que no puntúan para el raking.

Así y todo, la altura que consiguió Cuevas en el ranking tiene sus beneficios. De la misma manera que subir un puesto es cada vez más difícil porque se requieren muchos puntos, lo mismo pasa con bajar. De esa manera, al uruguayo lo le costará tan caro esos puntos perdidos, aunque probablemente salga de los 20 mejores en las próximas semanas.

Más allá de eso, lo objetivos del uruguayo por estos días están más en los anillos olímpicos que en el tour, y respetan una planificación que desde principios de temporada tenía en defender la celeste una de las prioridades. "Hoy estoy con la cabeza puesta en Rio. Tengo varios días para hacer la puesta a punto tenística mente, física y mental. Voy a disfrutar de estar en una villa olímpica y de un evento de esa magnitud que es algo diferente para un tenista".


No me había pasado en todo el año de antes de entrar a un partido , hablar con Facu (Savio, su entrenador) y decirle que estaba bajo de energía y que me iba a costar el partido"

Hoy estoy con la cabeza puesta en Rio. Tengo varios días para hacer la puesta a punto tenística mente, física y mental" Pablo Cuevas Tenista uruguayo

Acerca del autor