Así es por dentro la polémica Villa Olímpica

Varias delegaciones se quejaron mientras el gobierno de Río trata a contrarreloj de dejar todo pronto

Inodoros tapados, cables eléctricos sueltos, olor a gas: la mitad de la Villa Olímpica no está lista, pero los organizadores aseguran que son detalles y podrá recibir a los miles de atletas hacia el final de esta semana.

En los últimos días el estado de la Villa pasó al centro de la escena. Australia abandonó temporalmente parte de sus instalaciones aunque anunció que volverá, Argentina hizo algo similar y toros se quejaron. Uruguay, mientras tanto, dijo que hay "algunos inconvenientes", pero que en general están "muy bien".

Del conjunto de 31 edificios, 16 quedaron prontos este lunes para habitar, limpios y sin fallas, indicó el director de Operaciones del comité Rio-2016, Rodrigo Tostes, a medios de prensa. "La meta es preparar cinco por día hasta el jueves cuando vamos a entregar la villa más bonita de todos", añadió.

Tostes dice que los problemas identificados son comunes en cualquier edificio nuevo. Australia no lo vio así Al llegar, los miembros de la delegación no llegaron a soltar las maletas que dieron media vuelta y se hospedaron en un hotel tras declarar el edificio "inhabitable".

Mario Andrada, director de Comunicaciones de Rio-2016, dijo que "630 personas están trabajando para solucionar los problemas de la Villa olímpica". "Ellos deben terminar la entrega impecable de la Villa antes del final de la semana, probablemente el jueves", indicó, citado por el sitio web del gobierno para los Juegos.

El alcalde de Rio, Eduardo Paes, dijo el fin de semana en tono irónico que si era necesario se pondría un canguro frente al edificio de los australianos para "hacerlos sentir más en casa".

El comentario no cayó en gracia. "No necesitamos de canguros, necesitamos de fontaneros para arreglar las muchas lagunas que hay en los apartamentos", zanjó el jefe de comunicación de Australia, Mike Tancred, citado por el sitio Globo Esporte.

"Vamos a parar con el mal humor, [el canguro] es un animal típico de Australia y quería que se sintieran en casa. Es un país maravilloso, son bienvenidos y tiene derecho a reclamar" hasta porque "la situación del edificio de Australia era la peor, pero los responsables están trabajando duro para mejorarla", respondió Paes.

La vuelta

La delegación australiana comenzó a instalarse el martes en la Villa y en la entrada colocaron una estatua de un canguro. "Algunos de los miembros del COA [Comité Olímpico de Australia] se mudaron a la villa esta mañana. El equipo masculino de hockey, tiro con arco, gimnasia y tiro se estarán mudando esta noche. Boxeo y piragüismo se mudan mañana", dijo Mike Tancred.

"Todavía hay algunos problemas de plomería en algunos cuartos. El siguiente desafío será limpiar", añadió. "Estamos progresando, la villa es fantástica", dijo.

"Son 31 edificios, 3.600 apartamentos entregados al mismo tiempo. Pretender que todos funcionen sin necesidad de alguna reparación es imposible en cualquier lugar. En todas las Villas Olímpicas de otros Juegos ya pasó lo mismo", dijo el presidente del comité organizador de Rio-2016, Carlos Nuzman, en Brasilia.

"Estamos en una fase preliminar, todos los que son conocedores de los Juegos Olímpicos saben que en esta fase de recta final de los preparativos hay sí algunos problemas que tienen que ser resueltos, como estos que se están resolviendo. Pero lo que va a contar de verdad es lo que tendremos durante el evento propiamente dicho", dijo de su lado el jefe de gabinete del gobierno interino de Brasil, Eliseu Padilha.

Reclamo argentino

La Villa de los Atletas, ubicada cerca del Parque Olímpico (Barra de Tijuca, oeste de Rio) fue construida por un consorcio privado, financiado por el banco de fomento brasileño BNDES. Costó 2.909 millones de reales (USD 880 millones al cambio actual) y será usada también durante los Paralímpicos.

Los apartamentos que albergarán 18.000 atletas y miembros de delegaciones entre el 5 y 21 de agosto, serán vendidos después de los Juegos Paralímpicos como condominios de lujo.

Paes dijo que el conjunto fue entregado al comité organizador de los Juegos hace tres meses "y no hubo reclamos" con las obras.

Llegó Uruguay

Hasta el lunes habían llegado atletas del Reino Unido, Canadá, Alemania, Japón, Holanda, Kenia, Bélgica y Brasil, según Rio-2016. El miércoles Uruguay fue uno de los que se integró, con su abanderada la velerista Dolores Moreira.

Además de Australia, Argentina no encontró apartamentos aptos, dijo el presidente del Comité Olímpico de ese país, Gerardo Werthein.

"Los departamentos de la Villa, están terminados por afuera y cuando se empezaron a probar evidenciaron algunos problemas que tienen que ver básicamente con plomería, electricidad y el final de obra. En el edificio argentino, tenemos cinco pisos de los cuales dos necesitan terminarse", dijo en una rueda de prensa.

Una fuga de agua fue detectada asimismo en la planta baja del edificio de Brasil. México también tuvo problemas de plomería e Italia contrató un equipo propio para terminar la obra, según el diario O Globo.

Además de los edificios, el complejo contará, en estructuras provisionales para albergar una policlínica, una sala de musculación y un restaurante abierto 24 horas y con dimensiones gigantescas: en él se podrían aparcar cinco Airbus A380, pero de momento se contentará con servir 210 toneladas de comida por día, en un comedor con casi 7.000 plazas.

En un país en crisis, los organizadores dijeron que las habitaciones serán modestas.

No habrá televisión en los cuartos, pero sí sistemas electrónicos de repelentes antimosquitos, en medio del brote de zika que asustó a algunos deportistas, aunque la incidencia del virus debería caer de forma drástica en agosto debido al invierno austral.

Y entre los atletas serán distribuidos además 450.000 preservativos.

Por su parte, el equipo de Bielorrusia no se mudó de la villa, pero sí subió a Facebook varias fotos. Algunas muestran la suciedad en los baños producto de caños tapados, camas chicas o sectores intransitables por fumigaciones de mosquitos, pero también reflejan un enorme comedor equipado y otros sectores listos para ser utilizados.