Arruabarrena buscó apoyo en los referentes

El técnico tricolor reunió a los jugadores más experimentados del plantel para analizar la crisis y planificar lo que falta del torneo

La semana empezó en Los Céspedes con una charla entre el técnico Rodolfo Arruabarrena y los jugadores más experimentados del club para evaluar el crítico momento deportivo y planificar los tres partidos que faltan para terminar la temporada y en los que Nacional tiene como objetivo mantener el tercer puesto en la Tabla Anual para clasificar a la Copa Bridgestone Libertadores 2014.

La reunión la propuso el técnico, se desarrolló antes de la practica y participaron Jorge Bava, Alejandro Lembo, Sebastián Abreu, Alvaro Recoba, Vicente Sánchez, Andrés Scotti, Israel Damonte, Diego Arismendi e Iván Alonso.

La meta es terminar “con dignidad el Clausura”, según dijo un futbolista a El Observador, y después hacer una evaluación profunda para encarar la próxima temporada.

El técnico entiende que el bajo rendimiento del equipo en el último partido fue más anímico que futbolístico y apunta a levantar ese aspecto en esta semana. Necesita el apoyo de los jugadores referentes para esa tarea. A Nacional le queda jugar contra Racing, Progreso y Wanderers antes de cerrar la puerta a una campaña sin objetivos logrados.

La idea es que no se distorsione ahora el trabajo, cuando falta tan poco para el cambio de temporada. Los rumores de salidas, de jugadores que se tienen que ir o que no resultaron, puede terminar con una crisis peor y eso es lo que no desean los dirigentes y tampoco el cuerpo técnico.

Hay jugadores cuyos contratos terminan con el campeonato y los dirigentes junto al entrenador deberán definir si continúan o no, pero eso en una etapa posterior. Ellos son Bava, Núñez, Scotti, Juan Ramón Curbelo (no actuó un solo minuto), Albín, Sánchez y Luna. Asimismo, Iván Alonso, el Hueso Romero, Medina, Recoba y Abreu tienen vínculos hasta el final del próxima temporada y en algún caso con cláusula de salida.

“Se sale ganando”

El momento es delicado y “se sale ganando”, expresó uno de los jugadores que participaron del cónclave con el DT, quien destacó el trabajo del cuerpo técnico, ya que están “con la cabeza metida 100% en Nacional”.

El club contrató a Arruabarrena en abril y le firmó un contrato por un año y medio. Las conversaciones que tuvieron los dirigentes con el argentino sirvieron para que tomaran la decisión, después de que se aceptara el cargo puesto a disposición por Gustavo Díaz y cuando entendieron que no daba para más el interinato de Juan Carlos Blanco.

“Me gustó Arruabarrena porque no vende humo”, dijo en aquel momento el presidente Eduardo Ache.

Sin embargo, después de un comienzo alentador, el equipo perdió todo en una semana y hubo dirigentes que cuestionaron en la interna el accionar del Vasco en algunas determinaciones, especialmente del clásico en adelante, cuando fue eliminado de la Libertadores por Real Garcilaso y perdió contra Juventud.

Por ejemplo, le cuestionan la inclusión de Alonso lesionado frente a Peñarol. Por ese tema “hubo un malestar general”, dijo un dirigente a El Observador. Agregó que tampoco se entendió la alineación de Alexander Medina, quien hacía mucho tiempo que no jugaba, y la de Sebastián Abreu en vez de Gonzalo Bueno, cuando salió Alonso.

Otra decisión del técnico que llamó la atención en la dirigencia fue cuando sacó a Bueno después de convertir el gol frente a Garcilaso. Nacional necesitaba otro tanto y la velocidad del juvenil podía ser determinante para conseguirlo.

De todas formas, en la última reunión de directiva, a la que concurrieron todos los miembros, no se habló de la actuación del entrenador. El accionar de los albos en los tres partidos que faltan para terminar la campaña serán claves para definir el futuro.

Es por eso que el martes, en la vuelta a las prácticas después de una semana dura, el DT pidió apoyo a los más grandes.


Populares de la sección

Comentarios