Arranca la fiesta del rugby

Con Uruguay como protagonista, este jueves empieza la copa del mundo, que tiene a Nueva Zelanda e Inglaterra como los más grandes favoritos
Inglaterra y Fiji darán el jueves el puntapié inicial del Mundial de rugby más parejo de los últimos tiempos. Al menos seis equipos llegan con esperanza de ser campeón, en un torneo que tiene el enorme atractivo de ver a Los Teros compitiendo en el máximo nivel.

Los ingleses llegan como favoritos, pero también con la presión de tener que ratificar esa apuesta como locales, algo que siempre ha costado mucho. Solo Nueva Zelanda en 1987 y 2011, y Sudáfrica en 1995, estuvieron a la altura.

Los All Blacks son eternos favoritos. Tienen a los mejores jugadores del planeta y la responsabilidad de demostrar que, alguna vez, podrá ser campeón fuera de casa. Con jugadores como Dan Carter o Richie McCaw, enfrentan su gran oportunidad del primer doblete de la historia en su despedida.
Sudáfrica siempre es candidato y es un equipo que se agranda en los mundiales. No llega en el mejor momento en cuanto a resultados, pero por eso mismo nunca se lo puede quitar de la carrera.

Australia sí llega en su mejor momento, como lo refleja el título en el Rugby Championship unos meses atrás. Michael Cheika parece haberle insuflado alma a un buen equipo al que generalmente le faltaba cinco para el peso. Las vueltas de Matt Giteau y Drew Mitchell, entre otros, le dieron un poco más de personalidad a los Wallabies, que si corrigen el scrum, pueden ser candidatos.

Y también hay otros europeos que se pueden sumar a la pelea. Irlanda tiene a la nueva generación encabezada por Johnny Sexton, poniéndose el equipo al hombro. Es el campeón del Seis Naciones, lo que es suficiente para tenerlo en cuenta.

Gales era un favorito claro a semifinalista hasta el sábado pasado, cuando sufrió un golpe durísimo: las lesiones de su medioscrum Rhys Webb y su fullback Leigh Halfpenny, dos jugadores diferentes y capaces de sorprender en cualquier momento. El cimbronazo es demasiado fuerte como para sobreponerse, pero el otro local de la copa del mundo tiene con qué y, además, posee la motivación de haberse quedado afuera en las semifinales del pasado torneo.

Sudáfrica llega en una pequeña crisis, pero es uno de esos que se agranda en los mundiales.
Detrás de ese pelotón llega Francia, otro de los que se agranda en los mundiales pero que atraviesa una crisis de identidad en el juego y hasta con la necesidad de recurrir a varios extranjeros nacionalizados, el efecto secundario del crecimiento del Top 14 como la liga más poderosa del planeta.

Argentina es otro equipo en renovación y con la meta final puesta en 2019: su proceso de transformación, que incluye a partir de enero de 2016 la irrupción de una franquicia en el Super Rugby, le está permitiendo asentar las bases para ser potencia a futuro.

Un poco más atrás aparece Escocia, y varios equipos buscando dar sorpresas: Samoa y Fiji como impredecibles isleños, e Italia buscando definir su identidad.

El segundo escalón incluye a equipos como Estados Unidos, Georgia, Japón, Tonga y Rumania, con el objetivo de alguna victoria en el torneo. Y en el último escalón Namibia y Uruguay, aunque con perspectivas a futuro más halagüeñas para Los Teros a pesar de estar en el grupo de la muerte.
Para los fanáticos y no tanto es hora de disfrutar del rugby y valorar tener a Los Teros en la fiesta.

Los equipos


Grupo A

Inglaterra
Candidato y presionado
Tuvo que reconstruirse tras el fracaso de 2011. Stuart Lancaster hizo crecer una nueva generación liderada por su capitán, Chris Robshaw, y sus lugartenientes, George Ford y Owen Farrell.

Australia
Se reconstruyó
Tras años a la deriva, Michael Cheika reconstruyó al equipo y recuperó viejos valores como Matt Giteau y Drew Mitchel, a la vez que consolidó a los nuevos como Israel Folau, David Pocock o Will Skelton. Candidatazo.

Gales
Golpeado
Semifinalista del Mundial 2011, busca al menos repetir. Tiene una generación dorada liderada por Sam Warburton, pero la pérdida por lesión de Leigh Halfpenny y Rhys Webb son golpes letales.

Fiji
Magia y nada que perder
Siempre imprevisibles, capaces de magia en ataque y horrores defensivos, los isleños no tienen nada que perder en el grupo de la muerte y eso los hace capaces de sorprender a alguno de los candidatos.

Uruguay
A sembrar las bases
Al último clasificado le tocó una serie imposible. Sin embargo, el objetivo será aprender y crecer, y que sea el primer escalón para asegurarse la presencia entre los 20 mejores de aquí en adelante.

Grupo B

Sudáfrica
A olvidar los problemas
El Rugby Championship fue desastroso, con tres derrotas incluidas. La principal preocupación es la falta de un medioscrum confiable. Llega con siete campeones de 2007 y sufre la falta de renovación.

Escocia
Pelará por clasificar
Escocia, a la deriva desde la llegada al banco de Vern Cotter, tiene una serie dura y se puede considerar satisfecho si clasifica. Se basa en el plantel de los Glasgow Warriors, campeones de la Liga Celta.

Samoa
La gran oportunidad
Es el año de Samoa: más disciplinados que en el pasado y con muchos jugadores en Europa, tienen la oportunidad real de alcanzar los cuartos de final, lo que no han logrado el fixture.

Japón
Talentoso e inestable
En los test matches ante Uruguay demostraron que están en gran momento. Pueden darle una sorpresa a Samoa y Escocia, siempre que sean constantes mentalmente, su gran falla.

Estados Unidos
Puede ser aguafiestas
Están creciendo año a año y tienen figuras como Samu Manoa brillando en Europa. Tienen una serie difícil pero al alcance para lograr un par de victorias. Su déficit: el scrum, que la pasó mal con Uruguay.

Grupo C
Nueva Zelanda
Eterno favorito
La generación de McCaw, Carter, Nonu y Mealamu, disputa su último Mundial. Llegan como favoritos y con unos cuatro años brillantes. Pero los All Blacks nunca pudieron ser campeones fuera de casa. ¿Podrán?

Argentina
La nueva era
Los Pumas se embarcaron en una transformación histórica en los últimos cuatro años, con la entrada al Rugby Championship y el Super Rugby. Este 2015 es una escala para intentar ser campeón en 2019.

Georgia
Busca ser un grande de Europa
Es uno de los mayores ejemplos de crecimiento en Europa. En 2003 perdía con Uruguay y hoy busca ganarle a Italia y Escocia, y meterse en el Seis Naciones. Clasificar a cuartos y vencer a Argentina suena a hazaña.

Tonga
Por meterse en cuartos
Tonga, que tiene como hito en Copa del Mundo una victoria ante Francia, busca alcanzar por primera vez los cuartos de un Mundial, algo que sí han logrado en el pasado sus vecinos fiyianos y samoanos.

Namibia
Retrocede
Tiene los peores números de la historia: jugó cinco mundiales y nunca sumó un punto. Clasificó por la ventana tras vencer en la hora a Zimbabue. El rugby namibio retrocede y parece no estar a la altura.

Grupo D
Francia
Hecho para las difíciles
Viene en picada, pero es en estos partidos de vida o muerte cuando el equipo francés ofrece sus mejores actuaciones, desafiando cualquier pronóstico, como lo saben los All Blacks 1999 y 2007. ¿Podrá?

Irlanda
Un candidato en momento justo
Mejor equipo europeo en las dos últimas temporadas, Irlanda tiene la intención de romper la maldición que sufre en la Copa del Mundo, en la que nunca ha sido capaz de pasar los cuartos de final.

Italia
En busca de identidad
Perdió 18 de los últimos 20 partidos. No tiene experiencia en los puestos claves y sigue sin saber qué quiere de su liga profesional y de su selección nacional. Si Italia clasifica a cuartos, sería un milagro.

Rumania
Estancado
En la década de 1980 competía con Francia. Hoy perdió el primer lugar del Seis Naciones B con Georgia, además de tener una liga profesional agonizante. Su objetivo es vencer a Canadá y asustar a Italia.

Canadá
En crisis
Viene en picada: cinco derrotas consecutivas ante rivales mundialistas antes de ganarle a Georgia (16-15) en el último partido de preparación. Buscará ganarle a Rumania, pero preocupa su futuro.

Acerca del autor