Arranca el Mundial: Lochte contra los que vengan

La presencia del estelar nadador estadounidense será el principal centro de atención del Mundial de pileta corta que arranca hoy en Doha con otro montón de figuras

Debe ser difícil vivir a la sombra de Michael Phelps. Y más siendo otra bestia del deporte. Pero es lo que le ha tocado en suerte a Ryan Lochte, nadador estadounidense que desde hoy estará presente en el Mundial de pileta corta de Doha, capital de Catar.

Lochte, 30 años, es el fenómeno que explica la evolución de la natación en la era post-moderna. Esta era se inició el 1° de enero de 2010, fecha a partir de la cual quedaron prohibidos los trajes de baño espaciales (en realidad eran confeccionados de cuerpo entero y en neopreno) que aumentaban ostensiblemente el rendimiento de los nadadores.

El uso de esos trajes, desde fines de 2008 y durante todo 2009, había hecho que los récords mundiales se bajaron a un ritmo históricamente vertiginoso. Y la prohibición de los mismos hizo que en todo 2010 no se bajara uno solo en pileta larga (50 metros, la olímpica).

Mucho se discutió con que si aquellos récords debían ser invalidados. La FINA optó –esperanza mediante- por dejarlos vigentes. Y Lochte se encargó de demostrarles que la decisión fue acertada. Porque su capacidad de progresión estaba a prueba de los avances tecnológicos.

Fue en el Mundial de corta (25 metros) de Dubái, a fines de 2010, cuando Lochte bajó los primeros récords del año y los primeros tras la efímera pero demasiado fructífera era neopreno.    

Fue el hombre que alentó a los demás a intentarlo. Y así fue que en el Mundial de larga de Shanghái 2011 muchos siguieron su camino.

Pero en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, cuando los entendidos en la natación especulaban que Lochte podía eclipsar al propio Phelps. Pero pese a ganar dos oros, dos platas y un bronce, el récord de medallas doradas de su compañero de equipo lo dejó a la sombra.

También otros dos hechos que no fueron menores: en el relevo 4x100 m libre, el francés Yannick Agnel se lo devoró de atrás en el remate y Estados Unidos terminó siendo plata. Y además, en el remate del 4x400 m combinado (donde se nada estilo libre), la china Shiwen Ye hizo un mejor tiempo que él en la rama femenina.

Pero hay datos que permiten decir que en los últimos años, Lochte ha sido mejor que Phelps. Desde 2010 a la fecha batió cinco récords mundiales contra uno del Tiburón de Baltimore. Además, ha sido designado tres veces por la FINA como mejor nadador del año contra una de Phelps y otra del sudafricano Chad Le Clos.

Lochte defiende ocho medallas (seis doradas) conquistadas en Estambul 2012. Y en Doha nadará en seis pruebas individuales: 50 y 100 m mariposa, 100 y 200 m combinado, 200 m libre y 200 m espalda. También se espera que corra varias postas.

El más estelar de los estelares estadounidenses (son la gran potencia en el deporte) es además el máximo ganador en la historia de los mundiales de pileta corta: tiene la friolera de 30 medallas ganadas, 20 de ellas de oro (más seis de plata y cuatro de bronce).

Para ver quién lo sigue más de cerca hay que ir a la rama femenina ya que el segundo máximo ganador en varones (el australiano Michael Kim) tiene 15. Se trata de la sueca Therese Alshammar, quien conquistó 18 medallas, 10 de ellas doradas.

Otras estrellas
Para seguir en Doha, bien vale la pena agendarse dos nombres: Chad Le Clos y Katinka Hosszu.

Ambos vienen de ser distinguidos por la FINA como los mejores del año por sus sobresalientes actuaciones en las siete etapas de Copas del Mundo en pileta corta.

Hosszu, húngara, ganó medallas en dichos torneos embolsando unos US$ 800 mil en premios.

Le Clos, que en 2012 protagonizó la mejor carrera al ganarle a Phelps el 200 m mariposa, compitió en 27 pruebas y las ganó todas.

Como le dijo a El Observador el lunes, en Doha quiere hacer historia: ganar las tres pruebas estilo mariposa. Se las tendrá que ver con Lochte.

Los brasileños César Cielo, Felipe Silva y Nicholas Santos, el también sudafricano Cameron Vanderburgh, la italiana Federica Pellegrini, el británico Adam Peaty (único récord mundial en larga este año 50 m pecho), la danesa Rikke Pedersen y los franceses Yannick Agnel y Florent Manaudou son otras figuras que le darán al torneo, un marco espectacular.


Fuente: Invitado a Catar

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios