Arismendi, ¿duele o no duele?

El volante entrenó con normalidad, aunque hizo gestos de dolor; ¿duda o estrategia?

Diego Arismendi mete un pique corto y hace un gesto de dolor. Frena y camina rengueando. Después le pega con normalidad a la pelota y al rato, su rostro vuelve a transformarse en una sensación de molestia. ¿Le duele en serio o hace teatro? Quienes observan la práctica de Nacional (periodistas e hinchas) elaboran diversas teorías. Faltan cinco días para el partido contra Peñarol y quizá Arismendi no está tan mal como parece en ocasiones ni tan bien como actúa en otras. Todo vale antes de enfrentar al rival que más desvela. La duda se despejará los próximos días o quizá recién el domingo un rato antes de las 16 cuando empiece a rodar la pelota del clásico en el Estadio Centenario. 

“A veces es válido sembrar una duda antes de un partido tan importante. Depende de la estrategia que utilices. Tener una duda genera problemas en el técnico rival y se puede utilizar para despistarlo”, admitió Gerardo Pelusso a El Observador. El floridense dirigió a Nacional en 11 clásicos, de los que ganó siete (uno por penales), perdió tres y empató uno. 

Arismendi se hizo un esguince en el dedo mayor del pie hace 25 días, en los minutos finales del partido contra Racing y no actuó en las dos fechas siguientes, contra Rentistas y Fénix. Hasta entonces era titular indiscutido en el esquema de Álvaro Gutiérrez. Después lo sustituyó Santiago Romero. 

Ayer entrenó en la cancha junto a sus compañeros y con zapatos de fútbol. El lunes lo había hecho con championes. El programa incluyó ejercicios físicos, fútbol en espacios reducidos y ensayo de definición. 

El panorama era distinto en la semana previa al clásico del Apertura. Nacional llegó a aquel partido con 11 puntos de ventaja sobre Peñarol, 10 triunfos y solo una derrota, lo que generó un ambiente de enorme optimismo. Tanto, que el miércoles previo a ese clásico Gutiérrez paró el equipo ante la vista de la prensa, sin ningún misterio. Munúa, Romero, García, Polenta, Espino, Arismendi, Porras, Giménez, Pereiro, De Pena y Alonso, que habían jugado frente a Rentistas y Fénix, también lo hicieron contra Peñarol. 

En el clásico del primer torneo de la temporada Arismendi fue el mejor del campo. “Anuló a Zalayeta, controló a Pacheco y ganó una pelota clave en el gol del empate. Jugó bien en el medio y durante un buen lapso como improvisado zaguero”, escribió El Observador, que calificó la tarea del volante con 8 puntos. 

Mientras tanto, Jorge Fossati no tenía el panorama tan claro y el jueves anterior entrenó con Naithan Nandez en el equipo, el viernes lo sustituyó por Diogo Silvestre y finalmente actuó fue Andrés Rodales. Nacional ganó 2 a 1 de atrás y en los minutos de adición. 

Ahora el que parece no tener vacilaciones es el actual técnico de Peñarol, Pablo Bengoechea. Los 11 que van a jugar el domingo se conocen desde la semana pasada. En cambio Gutiérrez tratará de clarificar el equipo en las prácticas a puertas cerradas que hará mañana y pasado en el Parque Central. Hasta ahora, Jorge Bava ha sido el golero y en el mediocampo actuaron un día Nicolás Prieto y otro día Jorge Fucile.

Munúa entrena como para jugar el clásico 

La presencia/ausencia de Arismendi no es la única incertidumbre de los tricolores. También falta resolver la de Gustavo Munúa, que ayer empezó la mañana en el gimnasio y luego bajó al campo, donde trabajó con Leonardo Romay, entrenador de goleros. El capitán se hizo un esguince de rodilla a los cuatro minutos del partido contra Fénix hace 10 días. 

Mientras tanto, el lateral izquierdo Alfonso Espino, que también entrenó a medias la semana pasada por una molestia en la rodilla, ayer lo hizo normalmente.Munúa, ayer, junto a Leo Romay. 

Ramos se recupera 

Gonzalo Ramos se recupera del esguince de rodilla que se hizo la semana pasada durante un entrenamiento. Ayer caminó y trotó alrededor de la cancha principal de Los Céspedes junto al preparador físico Julio Moreno. Ante la ausencia de Gastón Pereiro y la poca actividad de Nacho González y Álvaro Recoba, Ramos hubiera sido una opción para el mediocampo.


Populares de la sección

Comentarios