Argentina goleó a Bolivia y avanzó primera

Con poco brillo, la albiceleste le ganó 3-0 a su par del altiplano y jugará con Venezuela en cuartos

Una Argentina con poco brillo liquidó 3-0 a Bolivia este martes para clasificarse primera en el Grupo D de la Copa América Centenario en Estados Unidos, y enfrentará ahora a Venezuela en cuartos de final.

Erik Lamela a los 13 minutos, Ezequiel Lavezzi (15) y Víctor Cuesta (32) marcaron los goles en el encuentro disputado en el CenturyLink Field de Seattle (noroeste) ante 45.753 espectadores.

El astro Lionel Messi jugó el segundo tiempo pero esta vez no pudo repetir su actuación contra Panamá, cuando convirtió tres goles en media hora.

Fue la tercera victoria en tres partidos para el equipo de Gerardo Martino, tras los triunfos 2-1 a Chile y 5-0 a Panamá.

Líder de su grupo, Argentina buscará un lugar en las semifinales frente a Venezuela, segunda del Grupo C, el sábado en Foxborough (noreste), vecina a Boston.

"Hemos tenidos actuaciones destacadas. Terminamos una buena fase. Pero lo que viene ahora es distinto", afirmó Martino al final del partido.

El gran objetivo albiceleste es borrar las frustraciones de los subcampeonatos en el Mundial de Brasil-2104 y la Copa América de Chile-2015 y saldar la deuda de 23 años sin títulos, desde el torneo continental de Ecuador-1993.

De su lado, Bolivia se retiró con tres derrotas, ya que antes había caído 2-1 ante Panamá y Chile.

"Jugamos contra la mejor selección del mundo. Ha sido un partido muy difícil, no hemos estado a la altura del partido con Chile", indicó de su lado el técnico Julio César Baldivieso.

Sin equivalencias

Martino decidió efectuar varias modificaciones para preservar al volante Javier Mascherano y otros jugadores con tarjeta amarilla, y suplir las bajas del delantero Ángel di María y el defensor Gabriel Mercado.

De su lado, Baldivieso introdujo tres cambios, entre ellos el ingreso desde el inicio de Jhasmani Campos, autor de un golazo en la derrota ante Chile 2-1.

No hubo tiempo para ver si tantos nombres nuevos iban a resentir la estructura de Argentina, ya que los de Martino resolvieron el partido con dos goles consecutivos sobre el cuarto de hora.

Primero, a los 13, una buena jugada individual de Lavezzi fue detenida con falta cerca de la medialuna y el disparo de Lamela se desvió en la espalda de Yasmani Duk, descolocando a Carlos Lampe.

El propio Lavezzi, que volvía de una lesión, aumentó a los 15 al recoger un rechace del portero a un cabezazo de Gonzalo Higuaín en una buena combinación de los de Martino.

Los goles no cambiaron el trámite del partido, ya que una muy tibia Bolivia no encontraba el balón (81% de posesión de balón argentina en el primer tiempo) ni la forma de acercarse a Sergio Romero.

A fuerza de empujar llegó el tercero a los 32, cuando Víctor Cuesta, en su segundo partido internacional y primero como titular, empujó en el área chica un pase-disparo del omnipresente Lavezzi.

Un Messi apagado

Además del regreso del delantero del Hebei Fortune de China, otra buena noticia para Argentina fue la vuelta del volante Lucas Biglia, también recuperado de una lesión y que ingresó en el complemento por Ever Banega.

Con el partido definido, el segundo tiempo pasó por la presencia de Messi y la expectativa por ver si marcaba su gol número 54 con la camiseta albiceleste y alcanzaba el récord en manos de Gabriel Batistuta.

La 'pulga' casi lo logra a los 61 con un tiro libre que se fue contra el palo.

Sin embargo, Argentina y el propio astro estuvieron imprecisos ante una Bolivia completamente plantada atrás para evitar una catástrofe y el resultado no se movió.


Fuente: Por Mariano Andrade, AFP