Argentina debutó con sonrisas

El equipo de Lamas dio muestras de sus aspiraciones de medallas en el mundial de básquetbol, derrotando en la primera jornada a Puerto Rico por un contundente 98-75

La selección de Argentina dio muestras de sus aspiraciones de medallas en el Mundial de Básquet, derrotando en la primera jornada a Puerto Rico por un contundente (98-75), este sábado en Sevilla.

El máximo anotador del encuentro fue el puertorriqueño José Juan Barea (24 tantos), mientras que por los argentinos destacaron Luis Scola (20), Andrés Nocioni y Selem Safar (con 18 cada uno).

El encuentro para una Argentina que trata de buscar relevo a su generación dorada se presentaba complicado ante uno de los rivales, en teoría, más complicados del grupo B y que había derrotado a los sudamericanos en las dos últimas ocasiones en las que se habían enfrentado, la última de ellas en un amistoso de preparación hace menos de dos semanas en Serbia.

Argentina comenzó mejor el encuentro, gracias al acierto de Andrés Nocioni (10 puntos en el primer cuarto) y Walter Hermmann (7). Entre los dos anotaron 17 de los 27 puntos de su equipo.

Puerto Rico, por su parte, contó de entrada con Renaldo Balkman, que arrastaba molestias, pero el técnico español de los boricuas, Paco Olmos, sorprendió al dejar en el banco de inicio a José Juan Barea, líder del equipo isleño, aunque el jugador de Minnesota anotó cinco puntos (máximo encestador de su equipo junto a Carlos Arroyo) en lo poco más de tres minutos que estuvo en cancha.

Los puertorriqueños pagaron su mal inicio con un parcial de 27-19 en el primer cuarto, pero se entonaron en el segundo parcial, llegando a colocarse con desventaja de cuatro (30-26) en el minuto 13.

Pero Argentina tiró de los chicos jóvenes que deben tomar el relevo de la Generación Dorada para mantenerse por delante al descanso (45-38) especialmente gracias a los puntos de Selem Safar, llamado a ser uno de los referentes, junto a Facundo Campazzo, de la selección albiceleste en los próximos años.

Mejor defensa tras el descanso 

El partido acabó por romperse en el tercer periodo, en el que los hombres de Julio Lamas apretaron en defensa, dejando a los puertorriqueos en solo 11 puntos en el parcial.

La ventaja se fue por encima de los 20 puntos y el encuentro quedó sentenciado con otro triple de Safar que colocó el marcador en 77-52 en el minuto 33.

Tal como temía el técnico boricua Francisco Olmos en la víspera del encuentro, sus hombres salieron del partido en cuanto los argentinos ajustaron la defensa y no les dejaron jugar con soltura.

Pese a que los puertorriqueños habían ganado los dos últimos enfrentamientos ante los argentinos, la diferencia final en el marcador (23 puntos, 98-75) refleja el potencial de uno y otro equipo.

El encuentro acabó siendo una fiesta para los albicelestes para alegría de los numerosos seguidores argentinos, muy mayoritarios en las gradas del Pabellón de San Pablo de Sevilla.

En la segunda jornada del grupo B, Argentina se enfrentará a Croacia, que derrotó en la prórroga a Filipinas, y Puerto Rico se medirá a Senegal.


Fuente: AFP

Populares de la sección

Comentarios