Arévalo Ríos: "Los chilenos no nos quieren nada"

El sanducero, titular en el triunfo ante Jamaica, habló con Referí sobre la importancia de debutar ganando y explicó la molestia por los silbidos del público chileno
La imagen impactaba de solo verla. El sanducero Egidio Arévalo Ríos estaba en la zona mixta y, mientras los futbolistas de Jamaica buscaban el ómnibus que los trasladaba al hotel, Rodolph Austin, capitán de Jamaica y de Leeds United de Inglaterra, pasó a pocos centímetros de Arévalo y le tocó el hombro en una imagen que, a juzgar por la estatura de ambos, pudo haber sido de un padre a un hijo. El Cacha respondió el gesto amablemente y luego se hizo un tiempo para hablar a solas con Referí.

Ante Jamaica fue un partido durísimo desde lo físico y eso hizo que se luchara más de lo que se jugó, ¿cómo terminaron el debut?
Si la verdad que fue un partido muy duro desde lo físico, tuvimos que ir al choque y batallar con gente físicamente más grande y los que estamos en el medio tuvimos que hacer un desgaste mayor para que los compañeros del fondo no tuvieron tantas situaciones que resolver.

Dio la sensación de que Uruguay nunca, ni luego del gol, pudo sentirse cómodo.
Si porque nosotros entramos en el juego de ellos. Tiramos muchos pelotazos sin sentido buscando a los de arriba, después cuando bajamos la pelota al piso creo que pudimos generar alguna situación de gol en el cierre del primer tiempo.

¿Había que ponerse zancos para ir a cabecear?
Sí, (risas) estaban grandísimos. Vos los viste al lado mío. Tuve que ir al choque todo el partido, a veces se pueden ganar las dividas y a veces se pierden, pero me voy muy contento con mi tarea.

Se ganó en el debut, pero el rendimiento no alcanza para llegar a definir el título, ¿qué quedó en el debe?
Vinimos a ganar porque el debut siempre cuesta, nunca lo ganamos y nunca nos desesperamos. Estamos tranquilos aunque sabemos que no jugamos un buen fútbol, pero conseguimos el objetivo que vinimos a buscar. Por ahí al público no le gustó la forma de jugar, pero con la ventaja en el marcador nos propusimos tener la pelota un poquito más y administrar el partido para cerrar el resultado.

¿Cómo se encara el partido con Argentina?
Son todos grandes jugadores, por eso hay que recuperar el cuerpo y descansar la cabeza para luego enfocarnos en lo que pueda hacer Argentina en ofensiva e intentar estar lo mejor parados posibles para no cometer errores.

¿Qué les dijo Tabárez tras el debut?
Tabárez nos dijo que teníamos que bajar un poco la pelota al piso, no desesperarnos tirando pelotazos y que buscáramos los circuitos ofensivos que tenemos. Por suerte en el segundo tiempo mejoramos y se nos dio como queríamos para poder ganar.

Tácticamente se pararon en un triángulo con Sánchez y Lodeiro a los extremos, ¿está cómodo así o prefiere otro compañero en la contención?
Me siento muy bien así. A Carlos y a Nico los tengo que ordenar constantemente para que no se crucen o no estén en el mismo sector, pero nos entendemos bien. Además con los mismos nombres podemos variar el sistema , lo que nos da tranquilidad.

¿Usted fue uno de los que se despertó en la noche previa al debut por la fiesta en el casino del hotel?
No, yo duermo profundo (risas), no sentí nada. Me enteré por algunos compañeros al otro día.

¿Le molestan los insultos de la gente local cada vez que Uruguay toca la pelota?
Aunque hay cierta rivalidad con Uruguay siempre molesta que hinchen por los demás y te silben, pero bueno, los chilenos son así, ojalá ganen algo así se calman un poco.

¿Sabe que ahora lo van a tratar peor no?
Sí, pero no me molesta, yo digo una realidad, los chilenos no nos quieren nada. Llegamos en silencio y teníamos a todo el estadio en contra, no sé qué tienen contra nosotros.


Acerca del autor