Andrés Silva, un Mundial terminado antes de empezar

Su nombre figuraba por error en las listas oficiales de los 400 metros vallas, pero la IAAF le impide competir por su control positivo

Pese a que este viernes su nombre todavía figuraba en las listas oficiales de los 400 metros vallas, el Mundial de atletismo de Pekín terminó para el uruguayo Andrés Silva, que viajó a China pero al que la Federación Internacional (IAAF) impidió competir por su control positivo previo a los Juegos Panamericanos.

"No podrá estar. He visto que sigue en las listas, pero tengo que hablar con alguien de la IAAF para que lo eliminen de ahí, porque ya es una información errónea", lamentó el secretario general de la Confederación Atlética de Uruguay (CAU), Marcelo Szwarcfiter.

"Era una de las posibilidades que se podían dar", se resignó, señalando que las recientes polémicas de dopaje que han salpicado a la IAAF no han ayudado a que se permitiera competir a Andrés Silva.

Según las 'starting lists' de las competiciones del sábado, primer día del Mundial de Pekín, el uruguayo iba a participar en la segunda serie de la primera ronda, en la calle uno, con el puertorriqueño Javier Culson entre sus rivales, pero finalmente no podrá estar.

Los participantes uruguayos en el Mundial de Pekín quedan por lo tanto en dos, Deborah Rodríguez en los 400 metros vallas y Emiliano Lasa en el salto largo. Según los responsables de la CAU, la causa de la presencia de la sustancia prohibida detectada podría estar en un suplemento alimenticio de procedencia estadounidense.

Viaje a China

La noticia del control positivo se conoció antes del Mundial de Pekín, pero se aplazó una nueva vista para dar explicaciones del caso y no se dictó una sanción por el momento, por lo que el vallista viajó a China, parar intentar participar en el Mundial, algo que no podrá finalmente.

El vallista se expone a una fuerte sanción, hasta de cuatro años, y a sus 29 años ello supondría un duro golpe a su carrera.

El de Pekín-2015 iba a ser el quinto Mundial en la carrera de Andrés Silva, el cuarto en los 400 metros vallas. En Berlín-2009 y Daegu-2011 consiguió acceder a las semifinales, pero en Moscú-2013 quedó fuera en la primera ronda.

Esta temporada, Andrés Silva tiene una mejor marca de 49.43, lejos de su récord nacional de 48.65. En Pekín iba a buscar la marca mínima para los Juegos Olímpicos de Rio, un objetivo que puede alejarse definitivamente si es sancionado.

El estreno uruguayo en Pekín-2015 se aplaza por lo tanto del sábado al lunes 24, cuando tengan lugar las clasificaciones del salto largo con el debutante Emiliano Lasa, una de las promesas del atletismo uruguayo, que ganó el bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto y que aspira a llegar a la final.


Fuente: AFP