Analiza Lasarte: ¿Por qué a Nacional le costó tanto?

Qué pasó y cómo sale el tricolor de las dudas que generó el equipo contra Villa Española
Después de la adrenalina. El desahogo y el festejo desenfrenado. Luego del análisis en caliente y la euforia que provocó un triunfo agónico que permitió alcanzar el primer lugar en la tabla de posiciones, es hora de bajar a tierra.

Nacional está donde quería estar. Pero a la salida del Estadio Centenario quedó flotando una interrogante: ¿por qué le costó tanto derrotar a un equipo que va último, que no sumó puntos, que corre riesgo de descenso y que tiene ese grado amateur que seduce tanto a los uruguayos?

La actuación de Nacional en la noche del domingo es un disparador para el futuro inmediato.

Diego Arismendi fue gráfico al declarar: "Nacional juega contra todos los cuadros con 8 hombres que no pasan la mitad de la cancha. Es muy difícil generar fútbol y si no llegás a un gol rápido se complica", expresó en el programa Derechos Exclusivos de CX 26.

Referí habló con el técnico Martín Lasarte para saber qué pasó y como se soluciona.

"Ocurrió en dos partidos que nos costó mucho. Hay de las dos cosas. Una las propias decisiones de los rivales. Yo también estuve en Rentistas y casi salgo campeón así y está lo otro, que nosotros al no tener un estado de nivel óptimo como equipo no logramos un buen rendimiento".

Consultado por los motivos por los cuáles no se tiene el estado optimo que reveló, Lasarte dijo a Referí

"No lo sé, hay muchos motivos. Jugadores que hace mucho tiempo que no jugaban. Viudez llevaba meses sin jugar. No es que uno lo pone y ya está. Tabaré empezó bien y ahora como que hay un descenso: no le encuentra la vuelta, pierde confianza. Es un jugador extraordinario".

Lasarte buscó abrir la cancha, luego descomprimir con Ligüera y terminó ganando con un centro.

"El ingreso de Seba Rodríguez también fue importante para que pudiera combinar, encontrar una brecha, un agujero. Y llegando a ese punto, abriendo la cancha tener un ejecutante distinto; por eso optamos por Hugo (Silveira)".

Lasarte concluyó: "No sé si nos permite algo en particular estar primeros. Ahora hay que mantener lo que conseguiste, darle una mejoría al rendimiento.

Está claro que así va a ser difícil. Tenemos la obligación de tener un nivel superior. No para poner a la gente de pie. No pretendo eso. Pero si tomar mejores caminos, no cometer errores infantiles, que el equipo genere más cosas. Yo hablaba hace unos días con un amigo que los Nacional y Peñarol de antes casi sometían a los rivales.

Te podían ganar también, pero los sometían y ahora eso no lo veo", expresó el técnico albo. l

¿Qué le pasó al tricolor?

1Generación de juego
Está claro que Nacional quedó en el debe en la generación de juego. Lasarte salió con una clara intención: ocupar el ancho de cancha con Barcia de un lado, Lozano por el otro y Viudez por el centro para generar juego a Sebastián Fernández. El tema es que Villa Española paró cuatro en el fondo y tres por delante. Y Nacional se chocó contra el muro. Con el ingreso de Ligüera se generó un poco más de juego pero faltaron ideas.

2imprecisiones
Un tema que padeció Nacional fueron las imprecisiones. Los dos volantes centrales (Romero y Arismendi) se equivocaron seguido en la entrega de la pelota y al dividirla sacó provecho Villa Española, que llevó el partido al terreno que quería. Conforme el paso de los minutos los nervios aumentaron y con ellos las imperfecciones.

3sin espacios
El equipo de Lasarte se encontró con un rival que no dejó espacios. Se cerró bien en el fondo. Fue compacto. El volante Arismendi fue claro al señalar que el equipo "juega contra todos los cuadros con 8 hombres que no pasan la mitad de la cancha". Acá no hay muchos partidos de ida y vuelta. Se juega a dividir la pelota y en ese terreno gana el que aspira al puntito.

4centros
En el primer tiempo el tricolor reiteró un llamativo error: abusó de las pelotas largas y, por sobre todas las cosas, de los centros. No pareció el método más adecuado cuando en el área estaba un jugador chico como Sebastián Fernández. El equipo llegó muchas veces al fondo, pero se reiteró en los centros.

5nerviosismo
Con el paso de los minutos Nacional se dejó llevar por el ambiente. Los nervios de la tribuna bajaron a la cancha. Y se metió en el embudo de Villa Española. Cuando se suponía que tenía que llegar por las bandas, con laterales que suben con criterio y volantes que se pueden juntar y generar juego, entró en una gran confusión.

¿Cuáles fueron las soluciones?

1Por afuera
El técnico de Nacional, Martín Lasarte, comentó que la idea es ir por afuera, abrir la cancha. "En el segundo intentamos ir más por afuera, jugar más lejos del nuestra área; creo incluso que tomamos riesgos innecesarios cediendo faltas cerca del área y concediendo córners. Valoro lo que hizo el equipo en el segundo tiempo. Con los cambios buscamos darle un sacudón".

2regularidad
Sobre las imprecisiones Lasarte no ocultó su preocupación por algunos rendimientos de jugadores que no son los esperados. "Nos está costando tener regularidad. Me preocupan más algunos rendimientos que el hecho de no poder repetir el equipo. Tenemos que mejorar algún rendimiento puntual". Es probable que el DT mantenga charlas con los jugadores que no rindieron en la medida de lo esperado.

3revulsivo
El primer intento por encontrar espacios para generar juego fue cuando el DT incluyó para el inicio del segundo tiempo a Martín Ligüera. El equipo llegó un poco más. Otálvaro se desprendió varias veces. Fue entonces cuando apeló a Hugo Silveira. El DT pretendía que su equipo metiera contra el arco al Villa. "En estos partidos sin ideas ni talento que se resuelvan en forma individual lo que no te podés guardar nunca es el esfuerzo", expresó.

4por arriba
Está claro que Silveira es un foco de atención cuando ingresa. Lasarte tiene claro que distrae la atención de los defensas. Y como no salieron las cosas por abajo apeló a su último recurso, el cabezazo. "Lo que Hugo nos da es corpulencia, potencia física y el hecho de fijar a los zagueros. Él pivotea muy bien: balón que va de frente es muy difícil sacárselo; eso es algo que ya traía de su anterior etapa".

5nervios
Lasarte no quiere que su equipo se deje atrapar por los nervios. ¿Cómo lo logra? Por lo que dijo, con concentración en el juego.



Populares de la sección

Acerca del autor