Álvarez, el golfista que rompe todos los esquemas

Tres títulos en un mes. El uruguayo atraviesa su mejor momento

Extraordinario rendimiento tuvo el uruguayo Juan Álvarez al consagrarse campeón de la 43ª edición del Aberto do Estado do Rio de Janeiro, certamen que se jugó del jueves al sábado en el Búzios Golf Club, Brasil. Álvarez realizó 210 golpes, seis bajo par y vueltas de 71, 71 y 68 impactos.


"Me sentí bien durante los tres días de juego, había mucha agua, pasto alto y muy angosta" expresó a El Observador el mejor exponente aficionado del golf uruguayo.


"No tuvimos mucho tiempo para practicar; solo jugamos 9 hoyos", continuó Álvarez, debido a que llegaron con poco tiempo para conocer el campo. "Durante los tres días jugamos con mucho viento. Utilicé estrategia, algo que aprendí mucho con Rubén Llanes en estos últimos siete meses y utilicé mucho mi hierro 3 desde el tee colocando la pelota en el fairway."


"Siento que mi juego está muy sólido. Jugué muy bien sobre el green", agregó el uruguayo, que aventajó por cinco golpes al golfista local Herik Machado.


Agustín Tarigo finalizó en la cuarta posición con 225 golpes, nueve sobre par y rondas de 79, 70 y 76 impactos. Nicholas Teuten terminó en la séptima colocación con 229 golpes, 13 sobre par y rondas de 76, 75 y 78 impactos.


Los tres fueron enviados al torneo por la Asociación Uruguaya de Golf (AUG), acorde a la política de mandar jugadores para competir a certámenes donde se puntúe para el World Amateur Golf Ranking (WAGR), para poder clasificar al LAAC 2016, en Diente de Perro, Casa de Campo, República Dominicana.


Álvarez viajará el jueves a Escocia, donde participará de la 120ª edición del Amateur Championship, en el Carnoustie Golf Links. "Voy con ganas y pretendo pasar la clasificación por golpes, donde entran los primeros 64 jugadores", expresó.


Este campeonato, considerado uno de los "Majors" del golf aficionado junto al US Amateur Championship, Asian Amateur Championship y el Latin American Amateur Championship (LAAC) se disputará por golpes los primeros 36 hoyos; luego la modalidad cambia y se jugará match play. "Si paso voy a ir match tras match", explicó el jugador.


Para poder competir en este certamen europeo, Álvarez recibió el apoyo económico de Banco Itaú, el Club de Golf del Uruguay y la Asociación Uruguaya de Golf.


Estas semanas fueron muy buenas para el golfista local: conquistó tres títulos internacionales, el primero en Buenos Aires, y los dos restantes en Brasil.


La victoria lo sitúa como el sexto mejor exponente del golf sudamericano y 112 del mundo a nivel aficionados.

Capítulo aparte es la vida fuera del deporte para Álvarez, quien dedicó el triunfo a su madre, fallecida años atrás. "Contento por ganar, pero esto es para vos mamá, donde quiera que estés, siempre en mi mente. Daría mi vida vieja por tenerte acá conmigo; te amo mamá" subrayó.


Es resaltable lo que le ha dado este deporte a Álvarez: una posibilidad de crecer y salir adelante. Es un ejemplo de que, con ayuda, un joven de bajos recursos se puede convertir en el mejor exponente del golf uruguayo. Álvarez solo recibe "beneficios" (comida y viáticos cuando viaja) del Club de Golf del Uruguay, y dentro de la institución el gerente Raúl Pérez es el nexo para que eso suceda.


Realmente la historia de Álvarez será digna para escribir un libro en los próximos años.