Alonso va por más en Bahréin

Tras imponerse en China, el español intentará ganar en un circuito ubicado en zona de riesgo

Fernando Alonso está nuevamente en carrera en el Mundial de pilotos de la Fórmula 1. El abandono el Singapur lo dejó lejos de la punta pero el triunfo en Shanghái lo ubicó en el tercer lugar de las posiciones. 

Este domingo, el primer piloto de Ferrari irá por más cuando se dispute la cuarta etapa de la temporada en Bahréin.

Alonso, de 31 años, ya conquistó este Grand Prix en 2005, 2006 y 2010, siendo el máximo ganador del mismo. El asturiano nunca triunfó cuatro veces en un mismo Grand Prix, lo que supone una motivación extra.

El GP de Bahréin se plegó al calendario de la F1 en 2004 (ganó Michael Schumacher), pero en los últimos años se transformó en la zona de riesgo del principal torneo de automovilismo.

En 2011 se suspendió debido a la tensa situación política que se vivía en los países árabes.

El año pasado volvió a disputarse bajo estrictas medidas de seguridad, pero ahora la inseguridad volvió a dispararse. El lunes el grupo Anonymous amenazó con realizar un atentado, se generaron disturbios y se incendió un auto en el distrito financiero de Manama. 

Hasta Amnistía Internacional denunció que el poder que encabeza el rey Hamad bin Isa al Jalifa pretende “aplastar” a la oposición antes de que se celebre la prueba.  

El circuito, una pista de 5.412 metros construida en pleno desierto, está ubicado en las afueras de Manama, la capital del pequeño reino arábigo que invirtió
US$ 150 millones en su construcción.

Será fundamental para la suerte que corran los pilotos el cambio de ruedas establecido el lunes por Pirelli.

El proveedor de neumáticos eligió la composición dura para el Grand Prix fundamentando su decisión en un comunicado en el que expresó: “Es un circuito rápido, fluido y técnicamente exigente. La tracción y el frenado son las principales demandas de este trazado de 5,412 kilómetros de longitud y de ancho variable, dónde se espera una elevada degradación de los neumáticos, motivo por el que se han seleccionado los dos compuestos más duros de la gama”.

Hasta ahora fueron varios los pilotos que se quejaron de las ruedas blandas de Pirelli y de su rápida degradación.

Alonso estará en la mira de todos. Y de reojo, se vigilará la seguridad del espectáculo.


Populares de la sección

Comentarios