Alfaro en la India: "Acá hay miseria de verdad"

El exdelantero de Liverpool cuenta la huella de vida que le deja estar en un lugar donde la miseria lastima los ojos y lo lleva a pensar que: "en Uruguay nos quejamos por nada"
La vida de futbolista de Emiliano Alfaro lo lleva a vivir en un hotel cinco estrellas. Allí se encuentra metido en un crisol de razas e idiomas. Dispone de todas las comodidades. Restaurantes y hasta shopping para no moverse del lugar.

De la puerta para afuera la realidad es diametralmente opuesta. "Acá hay miseria de verdad... Por las calles, en las esquinas, en todos lados. Y las castas sociales las tienen asumidas. El que nace pobre sabe que nunca en su vida va a salir de eso. Y según su concepción, esperan que en la próxima vida les toque algo mejor. No se quejan. Esperan algo mejor...", dice Alfaro desde un remoto lugar de la India donde el fútbol lo llevó.

Emiliano fue a probar suerte en un liga nueva. Tres meses de sacrificio que implican firmar un contrato que obliga a los jugadores a vivir en hoteles.
"Es una liga corta y se viaja mucho. Son tres meses de competencia y los jugadores de todos los clubes, incluso los indios, viven en hoteles 5 estrellas. Es obligación. Está en el contrato que firmas. Es como un Gran Hermano donde te ves todos los días la cara con tus compañeros", contó a Referí.
Después de contar como funciona, Emiliano se mete nuevamente en la vida diaria.

"Una cosa que me chocó fue ver una madre con su bebé en la vereda de la calle en medio de la pobreza extrema. Acá hay miseria de verdad. Ver gente con los cuerpos mutilados me impactó. Te marca ver esto, te hace abrir la cabeza de que el mundo y la vida no es lo que nosotros estamos acostumbrados a ver. Y viendo esto es cuando pensas, pah, yo me quejo de tan poco...".

Siempre se habló de las sensaciones que se viven cuando se está en la India. Alfaro narró la suya: "La espiritualidad se respira en India. Acá percibís una sensación de armonía. Pese al caos y la pobreza no ves robos. No sé cómo explicarlo pero se vive con una tranquilidad que en otros lugares no se ve. Son muy respetuosos".

Agregó: "La gente es tranquila y respetuosa. Están acostumbrados a vivir con 1.200 millones de personas y no miran para el costado, van para adelante. A modo de ejemplo te digo que el avión apenas aterriza y ya se paran todos para salir porque el ritmo los lleva".

Entre las cosas que le chocaron a Emiliano, el tránsito ocupa un lugar primordial. "¡Lo que se demora! Mirá que yo viví en Tailandia pero acá es una locura. Pasa el más grande y la bocina es parte de todo, todo el tiempo. Te aturden. Es un tema cultural. No hay semáforos, se meten los autos a contramano y millones de motos taxi, los famosos tuc-tuc. Y pensar que en Uruguay nos quejamos... Una vez salimos a las 8 de la mañana en un viaje en ómnibus de Pune a Delhi que son dos horas de vuelo y llegamos a la cinco de la tarde. Nos comimos como cuatro horas de tráfico". Y contó que habló del tema con Forlán: "El otro día me encontré con Diego Forlán y le comenté que estuvimos una hora y media para ir entrenar 40 minutos. Y me dice: 'que dejás para mí que eso lo hago todos los días".

Como todo uruguayo Alfaro se llevó el mate a la India y no pudo superar un control hasta no explicar que tenía.
"Me miran como un bicho raro. Les explicas pero no entienden. Un día me voy con el mate al aeropuerto y cuando pasé el control me llama la policía y tuve que abrir el bolso y explicarles todo. A veces me pongo a pensar todo lo que el fútbol me hizo vivir y es increíble. Distintas culturas, religiones, costumbres. Te ayuda a aprender y abrir la cabeza".

Anécdotas

Las Vacas sagradas
Extraña la carne
Emiliano Alfaro pasó de los asados de su Treinta y Tres natal a vivir en un país donde las vacas son sagradas. Conclusión: la carne la mira por todos. "En el tema de la alimentación hay muchas cosas de Uruguay que no están acá pero al vivir en un hotel cinco estrellas el pollo está, la pasta, pizza, pescado. Lo elemental digamos. Pero claro, se extraña el tradicional asadito. Un detalle importante es que acá las vacas son sagradas entonces no hay un asado, un churrasco, no hay nada. Solo cordero", contó Alfaro desde la India en contacto con Referí.

El presidente
Actor famoso
El exdelantero de Liverpool y la selección uruguaya reveló a Referí que los clubes en la India "son todas franquicias. La liga se armó hace tres años para ser publicitada y el año que viene poder afiliarse a la Liga local". Alfaro comentó que cada club tiene un dueño. En el suyo, al igual que ocurre donde juega Diego Forlán, es un actor y productor muy famoso de la India. "Se llama John Abraham. Es un loco macanudo, buena onda, y muy querido. Cuando viene al hotel a vernos la gente se vuelve loca. Y los indios acá mirán cricket y cine. Es un tipo muy sencillo".

Populares de la sección

Acerca del autor