¿Alcanzan 13 días?

A casi dos semanas del inicio del Apertura el tricolor no muestra signos de mejoría

Restan 13 días para iniciar el Campeonato Uruguayo 2013-2014. Nacional jugó cuatro amistosos y perdió los cuatro (Lanús, San Lorenzo, Juventud, Atlético de Madrid). Recibió una goleada dolorosa ante San Lorenzo (5-0). Apenas marcó un tanto, a Lanús. A lo largo de la pretemporada vivió todo tipo de situaciones: jugadores que no fueron convocados por el entrenador (Abreu, Vicente Sánchez, Pichón Núñez y Medina); otros que dejaron transitoriamente la pretemporada en Buenos Aires para despedir a sus hijos, el caso de Iván Alonso; un llamado sorpresivo para Abreu y Medina para sumarse al grupo en Pilar por escasos días. La salida de Abreu a Central. Y la contratación de Nacho González que parece ser el gran salvador. ¡Cómo habrá sido, que sin jugar, Nacho ayer fue el mejor!

El entrenador tricolor Rodolfo Arruabarrena explicó después de la derrota de ayer: “Hubiese sido más fácil para mí enfrentar a equipos de Segunda división y ganar por varios goles, pero no hubiese sacado conclusiones”.

Pero a la vista de los acontecimientos vale preguntarse si los escasos 13 días que restan para iniciar la actividad serán suficientes para que Nacional cambie la cara.

El tricolor realizó ayer una nueva presentación y su juego a esta altura genera preocupación.

Es que, desde el punto de vista futbolístico, el equipo dejó la clara sensación de estar en pañales. Hay jugadores que aún se muestran duros. Claro que se viene la etapa de afinamiento, pero los días corren.

¿Cuáles son los puntos que deberá mejorar Nacional? A juzgar por lo visto, varios. Acaso lo más alarmante es que Atlético de Madrid dejó la sensación de presentarse en el Estadio a jugar un partido en la playa. Tocó para los costados, los centrales salieron jugando con displicencia, sobre todo Joao Miranda. Los laterales nunca fueron a fondo. Los del medio tocaban cortito y sin complicarse. Un cuadro que la vino a pasar bien. Cambió en el segundo tiempo con el ingreso de Cebolla Rodríguez.

Ante un equipo de esas características poco hizo Nacional. Jugó con cuatro hombres en el fondo, cuatro en el medio con la idea de generar peligro utilizando el ancho de cancha, pero no desbordó nunca. Entonces Porta y el Morro García quedaron colgados y sin nadie que les brindara asistencia.

Álvaro Fernández insistió por derecha, pero fue hasta el borde, nunca a fondo porque la perdió. Del otro lado, De Pena mostró poco.

Esto determinó que el equipo careciera de elaboración y lo reconoció el propio DT al expresar: “Eso pasa por la precisión”.

Con la pelota el equipo careció de ideas. Pocas veces logró hacer tres pases seguidos. Generalmente los equipos de estos tiempos presionan. Nacional no lo hizo casi nunca. Para colmo cuando el Morro García salió a buscar el resto del bloque no se movió adecuadamente. Jugaron al monito con él. Los equipos que presionan bien lo hacen en bloque y con determinación. Los cambios no modificaron el panorama. Los dirigentes hablan de que faltaron jugadores importantes como Iván Alonso y Nacho González, es cierto, pero queda el interrogante de saber si serán suficientes los 13 días que quedan para modificar un escenario que no se presenta alentador.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios