Al robot se le aflojó un tornillo

Se confirmó que Lionel Messi estará un mes inactivo por lesión; en los últimos cinco años solo se había perdido cinco partidos

Un tipo que juega todos los partidos de una temporada que reúne liga local, torneo de copa, champions y mundial de clubes genera una sola expresión: no es normal.

Pero la sorpresa se multiplica si el tipo es una máquina de jugar al fútbol, de convertir goles, de brindar asistencias y de cargarse el equipo al hombro en innumerables oportunidades.

Tampoco es normal que lo castiguen a patadas en todos los partidos y que ni siquiera se inmute. El tipo se levanta y vuelve a jugar.

Una especie de máquina que parece haber sido concebida para jugar sin desgastarse.

Pero claro, el paso del tiempo se encargó de demostrar que es humano. Y que, al margen de que pueda ser considerado un robot, a los robot también se les puede salir un tornillo.

Lionel Messi se lesionó. Aunque resulte curioso. El muchachito que todo lo puede se terminó por romper. Es que nada es para siempre llega un momento en que el físico no resiste tanta competencia de alta exigencia.

La sanidad de Barcelona confirmó que el volante argentino padeció un desgarro que lo mantendrá inactivo un mes.

Corría el minuto 22 de la segunda parte del partido que Barcelona jugaba contra Atlético de Madrid y el biceps femoral de la pierna derecha de Messi dijo basta. Hasta acá llegué.

Era lógico, previsible si se tiene en cuenta que el 10 no había terminado de recuperarse de la rotura fibrilar que sufrió en el Parque de los Príncipes, en el partido de ida de los cuartos de final de la Champions ante París Saint Germain, el 2 de abril, cuando lo mandaron nuevamente a la cancha.

El domingo volvió a sentir nuevamente un pinchazo, por lo que debió dejar a sus compañeros en inferioridad porque Tito Vilanova, el entrenador del club catalán, ya había efectuado las tres sustituciones.

A partir de aquella lesión contra PSG por la Champions nada fue igual. Es que se perdió varios partidos por precaución.

Pero claro, antes de esta mala racha ya había dejado su huella. Lio estableció la marca de trece dobletes, un triplete y un póker en materia goleadora.

Messi se dio el lujo en la presente temporada de marcar un gol en cada partido durante una rueda entera. En total fueron 19 encuentros seguidos en los que dejó su huella en el arco rival. Todo empezó el 3 de noviembre en el Camp Nou, ante Celta, al día siguiente del nacimiento de su hijo Thiago. En ese encuentro, al que Leo llegó cansado por la incertidumbre del parto, no pudo marcar. Pero a partir de ahí, ya anotó en cada encuentro liguero hasta llegar a enfrentarse de nuevo a Celta, esta vez en Balaídos, y marcar de nuevo el primer gol azulgrana. El argentino alcanzó la cifra de 50 goles en una temporada hasta esta lesión que lo margina de la actividad.

Pero su aporte no se limitó simplemente al gol. Es que Messi, además de su olfato goleador, tiene una visión de juego como pocos en el mundo. Ello le permitió brindar 10 asistencias.

Vista la realidad y las tres semanas de inactividad que le diagnosticó la sanidad de su equipo, es prácticamente imposible que Messi pueda defender a Argentina ante Colombia por las Eliminatorias.

“Ojalá podamos contar con Lionel; si está, bienvenido sea. Si no, es una forma de ver el equipo sin él, aunque esperemos que esté”, dijo el técnico de los albicelestes Alejandro Sabella. El grado de invulnerabilidad de Messi lo brindaba el dato de que en los últimos cinco años apenas se había perdido cinco partidos por lesión. 


Populares de la sección

Comentarios