"Al delincuente le levanté el brazo, sino, ejecutaba a Alexis en el piso"

La esposa de Alexis Viera, Andrea Espel, contó lo que fue el horrible episodio que le costó vivir y que de alguna manera, le salvó la vida a su marido; además, el arquero recibió el llamado de Luis Suárez

La esposa de Alexis Viera, Andrea Espel, habló en el programa "Embajadores del Gol Radio" en Sport 890 desde Colombia y de la horrible situación que les tocó vivir.

"Tengo que estar fuerte para él. No sé de dónde saco estas fuerzas. Pero apenas despertó lloraba y yo le decía que lo importante es que estaba vivo, que tenemos dos hijos para seguir luchando. 'Despertaste, el tema del pulmón está bien y sabemos que la recuperación va a ser larga, pero vamos a salir bien', le dije", sostuvo.

Según explicó Andrea, Alexis "está muy dolorido, no lo podemos ni tocar. Pero queremos que ya empiece su recuperación. Hay que trabajar. La bala quedó dentro de su cuerpo y no se la pudieron extraer. Por eso es tanto el dolor que tiene. Es impresionante porque le toca nervio y médula".

Como informó Referí, por suerte el arquero uruguayo ahora sí tiene sensibilidad en las piernas. "El médico le toca una pierna y le pregunta: '¿Qué pierna estoy tocando?' y él le señala la derecha. Luego hace lo mismo con la izquierda y él también le contesta bien. Así que vamos a esperar a ver qué pasa", agregó la esposa de Viera.

Con relación a lo que fue el duro momento que vivieron en el asalto de hace algunos días, expresó: "El muchacho estaba muy drogado y había otro esperándolo en una moto. Estaba más nervioso él con el arma que nosotros. Le puso el revólver a Alexis y me quedé parada atrás. Después me agarraron a mí en la puerta de la casa y me pedía el bolso a los gritos. No me dio tiempo de dárselo y me pegó un culatazo en la cabeza. Por atrás apareció Alexis y me gritó que le diera el bolso y ahí el delincuente se asustó al verlo y fue cuando le dio el tiro por el hombro y cuando Alexis estaba cayendo, él bajó el brazo para darle dos tiros más y ejecutarlo en el piso y yo no sé de dónde saqué fuerzas y le levanté el brazo y los tiró para arriba. Ahí salió corriendo".

"El médico le toca una pierna y le pregunta: '¿Qué pierna estoy tocando?' y él le señala la derecha. Luego hace lo mismo con la izquierda y él también le contesta bien. Así que vamos a esperar a ver qué pasa" "El médico le toca una pierna y le pregunta: '¿Qué pierna estoy tocando?' y él le señala la derecha. Luego hace lo mismo con la izquierda y él también le contesta bien. Así que vamos a esperar a ver qué pasa"

Andrea recuerda que "mi hijo Gonzalo de 15 años vio todo, porque justo venía a abrirme la puerta. Escuchó los tiros. Yo subí toda ensangrentada a la casa y él me preguntaba si el papá se iba a morir".

"Cuando volví a la casa, Gonzalo me dijo: 'Mamá, contame toda la verdad de papá'. Victoria, mi otra hija, tiene 6 años y le mandó un Whathsapp: 'Papito, yo estoy orando mucho por vos para que vengas pronto a casa'. Y me decía: 'Mamita, a papito, ¿le pusieron agua para que no se le infecte la herida?'.

"No tengo palabras para el apoyo que estamos recibiendo de todo el mundo. Alexis quedó contento porque lo llamó Luis Suárez. Está muy sentimental y llora. 'Si llorás, no te decimos más nada', le decimos para que levante el ánimo. Y él me dice que no, que no llora más pero que le cuente. Me llamó el embajador de Uruguay en Bogotá para decirme que lo llamaron de todos los países para ofrecer pasajes y terapia gratis para tratarlo a él. Estamos muy agradecidos a todo el mundo", indicó Andrea.


Populares de la sección