Aires: pasito a pasito

Lorena Aires superó tres veces el récord nacional femenino de salto alto, disciplina sobre la que habló con Referí
La temporada no podía comenzar de la mejor forma para Lorena Aires. En dos fines de semana rompió dos veces el récord nacional de salto alto, que ya tenía en su haber, y encara con mucha ilusión el gran objetivo para este año: el Sudamericano de Asunción en el que buscará boleto al Mundial de Londres.

Para esta atleta de 21 años, las marcas logradas el 25 de marzo en el Grand Prix Estrella Puente, donde saltó 1,78 metros, y el pasado fin de semana, en el Grand Prix de Buenos Aires, donde registró 1,80 m, significan "muchísimo". "Es un premio a tanto trabajo y a mucho sacrificio", dijo a Referí.

"Estoy en el atletismo desde los 9 años, con mi actual entrenador, Víctor Bentancor, desde hace tres en el Campus de Maldonado. Hemos pasado por varias cosas. Todo eso hace que esto valga la pena", contó la deportista, que desde 2014 –cuando saltó 1,75 y batió el récord de Lorena Diosy (1.73) que databa de 1997 (ver columna)– no para de superarse.

La joven del Cerro, que comenzó de niña en una escuela de atletismo bajo la dirección de la profesora Alejandra Monza en la que hacía pentatlón –cinco disciplinas de velocidad, lanzamientos y salto–, se ha especializado en salto alto y actualmente a nivel sudamericano tiene una sola rival de peso.

"A Buenos Aires fue una saltadora de mi categoría, con la que había competido en el Sudamericano sub 23 del año pasado y le había ganado. Esa vez saltamos 1,76, con lo que gané la medalla de oro, y ahora saltamos 1,80, pero volví a a ganar por intentos", contó.

La proyección

El presente de Aires despierta el interrogante de hasta dónde podrá llegar en un deporte que hoy tiene a Emiliano Lasa como su máximo exponente. "Lo nuestro, el atletismo, es un objetivo a largo plazo", aclaró. "Con los años se va dando un ascenso. Yo estoy desde los 9 y recién ahora tengo una cierta explosión, a los 21".

Además, explicó cómo son los picos de rendimiento en el salto alto. "A nivel mundial el mejor nivel de un atleta es entre los 28 y 31 años. Es algo que vamos preparando con mucho tiempo, cuidando lesiones, el crecimiento, la madurez, muchos factores que se preparan poquito a poquito".

Como Lasa, Lorena, hija del exarquero de Cerro, Carlos "Coco" Aires, no tiene rival desde hace buen tiempo en Uruguay. "En el Grand Prix salté sola", señaló.

Lorena Aires

Por eso considera que para seguir mejorando debe comenzar a hacer giras por Europa, lo que aún no ha hecho. "Es algo que tenemos pensado porque en Sudamérica actualmente la fuerte es la chica que compitió conmigo en Buenos Aires y tal vez haya alguna más mayor en Brasil, pero no mucho más. Entonces, nos gustaría hacer una gira por Europa y competir con saltadoras que están por arriba de 1,80", expresó. "Sería mi primera gira. Pero vamos a ver, estamos buscando apoyo, solos no podemos y queremos ver a algún manager que nos diga cómo ir y movernos allá", señaló.

El Campus le cambió la vida

Como muchos de los principales atletas del país, Lorena está becada y vive en el Campus de Maldonado, donde entrena desde los 17 y termina la Secundaria.

"Venir acá me cambió mis objetivos de vida", contó. "Yo a los 17 años pensaba dejar de estudiar, trabajar, y ayudar a mis padres a pagar las cuentas. Y venir acá me reinsertó en lo que tenía que hacer. Era una joven que hacía deporte y tenía que seguir creciendo. Eso me hizo madurar y tener otra cabeza. Vivir sola te hace fuerte y te manejás de otra manera".

En Maldonado convive con otros deportistas, "como en una gran familia", ya que la mayoría llega de otras ciudades. Además, es muy amiga de Lorena Sosa, la atleta a la que considera como "una hermana mayor o una madre" y de quien siempre recibe consejos y palabras de aliento, como también de Andrés Silva, con quien comparte el proyecto 8 Huellas, un colectivo que apoya a deportistas e instituciones.

Y pasa muchas horas bajo las órdenes de su entrenador, Bentancor, a quien considera un "experto" en física por todos los factores que considera para mejorar los entrenamientos y los saltos.
"Hay que tener mucha paciencia", dice Aires sobre su disciplina. "Vamos pasito a pasito. Va acompañado de la madurez que tenés con el tiempo, crecés año tras año. A veces pasás cinco o seis meses para mejorar un centímetro, pero realmente vale la pena cuando lo logramos, como ahora con el 1,80", dijo la joven atleta que quiere seguir volando alto.

¿Cómo se entrena salto alto?

"En el entrenamiento vamos buscando diferentes objetivos, corrigiendo distintos errores. Ángulo, carrera completa, velocidad, coordinación, ritmos. Son diferentes factores para llegar al salto perfecto, como se dio en Argentina, donde se coincidieron todos esos aspectos, estuve muy focalizada. Es una prueba muy técnica pero tenés que prepara mucho la fuerza, la velocidad, la explosividad. En períodos en general trabajamos un poquito de todo, de fondo y aeróbico, pero más que nada para tener un buen acondicionamiento físico ya que también depende del peso y la altura y el competidor. Mi entrenador es experto en física, péndulos, vectores... Donde pases un pie adelante, no te da la carrera, o en un ángulo más abierto, no te da. La carrera tiene que ser muy perfecta, todo bien detallado".

El proyecto 8 Huellas

"Estoy en el proyecto 8 Huellas con el director Andrés Silva y es muy bueno lo que se está haciendo. Estoy apoyada y contenida por el grupo y estamos realizando trabajos con niños en escuelitas, muchas movidas que están muy buenas. Vamos a apoyar a distintos lugares, a niños con discapacidades o a hacer movidas en escuelas o salidas, hacemos juegos y recreación, nos adaptamos a lo que por el momento nos aparece".

Su padre, Carlos "Coco" Aires

"Mi papá fue jugador de fútbol, su boom fue en Cerro y el era arquero. Actualmente entrena goleros en Defensor Sporting. Lo llegué a ver pero era muy chica. Y sin duda fue un referente para ir para el lado del deporte".

El salto alto femenino en Uruguay

"No sabía mucho del récord de Lorena Diosy porque fue hace unos 20 años que saltaba y yo tengo 21. Nunca tuve la oportunidad de ver saltar a alguien muy buena en este país. Me toca ser la puntera en esta época. Pero también hubiera sido muy bueno haber visto saltar de niña a Lorena".


La opinión de Lorena Diosy: Felicito a Lorena y su entrenador

Mi récord lo alcancé en la pista de Montevideo, allá por el año 1997. Con mucho esfuerzo, recuerdo que el pacto con mi entrenador fue no dejar de saltar durante todo el año, seis días a la semana, sin importar la lluvia o el frío dando lo mejor y un poco más. La sensación, cuando lo logré, todavía la conservo, fue una mezcla entre '¿me lo creo?', 'me pongo a llorar y no paro, pero tengo que seguir subiendo', o 'abrazo a mi entrenador, pero hay que seguir concentrada'. Fueron muchas cosas que sin duda me apretaron el corazón. Era una tardecita soleada con linda temperatura. El torneo era un selectivo para ir al Sudamericano de Mayores y la marca mínima era 1,73 m... Y sí, esa tarde, salté 1,73 m. Tenía 19 o 20 años y el récord creo que hacía 14 años que no se batía. Un año antes había ido a entrenar una temporada en un centro de alto rendimiento en Manaos, con un entrenador cubano, Ramón, excelente persona y excelente experiencia. Pero en el momento del récord ya estaba entrenando con El Oso, Oscar Gadea, luego de muchos años de trabajo con José María Rivero. Aunque mi mentora fue Margarita Grum, ella me ayudó a encontrarme con el salto alto cuando estaba en el liceo. Estoy al tanto del récord de Lorena y de que ya es la tercera vez que lo mejora. ¡Es una genia! Que haya roto mi récord me demuestra la importancia de vivir cada momento como único y de disfrutar del trayecto de todo lo que emprenda. Al final creo que somos un cúmulo de experiencias, no podemos quedarnos prendidos de un momento y nada más. Mis felicitaciones a Lorena y a su entrenador, que cuenten conmigo para lo que sea y a seguir dándolo todo que los límites son un invento para parar.

Lorena Diosy
La uruguaya Lorena Diosy dejó los saltos pero sigue en el deporte haciendo escalada
La uruguaya Lorena Diosy dejó los saltos pero sigue en el deporte haciendo escalada



Acerca del autor