"Ahora te eligen por lo que hiciste", dijo Maglione

El dirigente uruguayo habló de sus cuatro años como presidente de la Federación Internacional de Natación

¿Qué sensaciones vive en este momento cuando está próximo a la reelección en la FINA?
Que ahora te están juzgando y eligiendo por lo que hiciste, y no por lo que podés llegar a hacer como en 2009, con toda la incertidumbre que genera la primera vez que accedés a una función. Pero, como siempre digo, lo que hay que generar es no solo un presidente, porque los presidentes son coordinadores, hombres que dan idea, que reciben ideas, que reciben apoyos y necesitan de un grupo de trabajo. El presidente debe estar bien rodeado. Es clave.

Mira cuatro años para atrás y…
Estoy contento por la amistad recibida por todos, porque es lo más importante que te deja el deporte. Hubo reconocimiento y respeto, porque siempre procuré ser claro y muy cristalino desde el punto de vista en el manejo económico, que es una de las bases para que todo camine bien. Porque cuando uno se encuentra entre 204 países con tradiciones, gobiernos y realidades muy diferentes, tenés que buscar la inclusión en medio de la diversidad y gobernar buscando equilibrar todas las cosas. 

Fueron cuatro años muy productivos.
Intensos, y hasta ahora nos fue bien. La FINA estaba en el grupo B de los Juegos Olímpicos y la pasaron al A junto al atletismo y gimnasia. Eso significa mayores ingresos económicos, porque en el B la FINA cobraba la mitad de lo que percibían los de la A. Ahora vamos a estar en igualdad de condiciones. Esto sucede después de 12 años en los que la natación estuvo muy bien posicionada en el ranking televisivo. Para determinar cada categoría, desde la A a la D, el COI evalúa dos factores, la cantidad de público en las gradas y el ranking televisivo. En ese ranking veníamos primeros.

¿Cuál fue la razón de ese cambió?
Ni bien asumí la presidencia en 2009, reclamé que se hiciera una revisión de una situación que hacía 12 años no se consideraba. Y también propuse que esto se debe hacer cada cuatro años. No podíamos dejar pasar 16 años entre una revisión y otra.

Económicamente la FINA está sólida.
La situación económica de FINA es muy buena y el dinero lo venimos invirtiendo en las propias federaciones y atletas. En el Mundial de Barcelona la FINA se encargará de todos los gastos de los participantes, del viaje, estadía, comida y transporte interno. Además, por país van como mínimo tres nadadores, un técnico y un delegado. Hay delegaciones que tienen 100 personas y más. Anteriormente cada federación debía hacerse cargo de estos gastos.

Llegar a la FINA desde un país como Uruguay le debe haber permitido saber sufrir para conseguir los objetivos.
Uruguay me sirvió de ejemplo, pero, aunque parezca mentira, en el contexto mundial Uruguay no es de los más pobres. Deportivamente es un país muy rico y respetado por el fútbol. La gente conoce los antecedentes uruguayos en el deporte y que tiene una calidad de gente especial. El mayor valor de Uruguay es su gente. Es gente sencilla, trabajadora, que lucha por mejorar y desarrollarse. Y cuando llegan aquí se encuentran con un país hermoso.

¿Cómo ve a Uruguay a nivel de la natación internacional?
Con dos o tres nadadores estamos en mitad de tabla. Como equipo, no.

¿Cuál es el problema del deporte en Uruguay?
Que no está invirtiendo en el deporte lo mismo que los demás países, incluso los de Sudamérica. Y eso, a la larga, a pesar de los esfuerzos que hagan los dirigentes deportivos de Uruguay, si no hay una inversión mayor de país, el deporte no va a llegar a los niveles que todos queremos.


Populares de la sección

Comentarios