Ahora estamos a mano

Defensor Sporting derrotó 71-66 a Hebraica Macabi e igualó 2-2 la serie final
Defensor Sporting igualó este lunes la serie final de la Liga Uruguaya de Básquetbol al derrotar a Hebraica Macabi 71-66 en un partido tan discreto como vibrante.

Pactada al mejor de siete encuentros, la definición está ahora 2-2 luego de que el fusionado comenzara 2-0 abajo.

Sporting arrancó mejor el partido. Una vez más, como en los dos últimos enfrentamientos. Concentrado en que la fortaleza defensiva es la base de su éxito.

Y con esa tenacidad para defender el armado de Luciano Parodi, clave en los dos primeros juegos, y pelear los rebotes debajo del aro, el equipo de Gerardo Jauri sacó rápidas ventajas (12-4).

Hebraica Macabi realizó algunos cambios de marca para esta cuarta final: Michael Hicks tomó a Martín Osimani dejando que Leandro García Morales fuera sobre el alero Robert Hornsby.

Un pedido de tiempo de Leonardo Zylberstein resultó clave para ajustar piezas y un parcial de 12-4 le permitió cerrar el primer cuarto igualado en 16.

El segundo parcial fue de Metropolitano. Un cúmulo de desaciertos ofensivos seguido de una desordenada lucha defensiva. En lenguaje basquetbolístico: una doma.

Dentro de ese contexto, fue Hebraica el que sacó mejor partido yéndose al descanso largo ocho puntos arriba (36-28) con 12 puntos de Hicks y 11 de Rashuan Freeman.

Defensor Sporting tuvo a Osimani maniatado y a Wachsmann ofuscado, y sin repetir lo de partidos anteriores, Federico Haller fue el que logró sostener a un equipo que pese a recurrir a dos pedidos de tiempo no logró encontrar fluidez en el manejo ni claridad ofensiva.

La reacción, sin embargo, llegó en el tercer cuarto de la mano del estadounidense Jasper Johnson que metió dos triplazos.

Un parcial de 14-3 llevó a Sporting a pasar nuevamente arriba en el marcador y a robustecerse anímicamente pese a que el macabeo arrancó el último cuarto arriba (49-47).

Andrés Aristimuño, un actor de reparto que suele sumar minutos para que el andamiaje defensivo del equipo se sostenga, se vistió de protagonista con apariciones ofensivas determinantes.

Pero el jugador que ganó el partido, con una muñeca quirúrgica, fue Johnson aportando 23 puntos (71% de acierto en triples).

Wachsmann lo secundó en forma notable aportando 10 puntos y 13 rebotes.

Sobre el final, el fusionado perdió por quintas faltas a Cabot –que volvió a defender muy bien a Parodi– y Robert Hornsby, de pobre partido.

Sin embargo, lo cerró con autoridad, infló el pecho y dejó las finales que había arrancado con viento en contra 2 a 2 igualadas. Todo está por verse.

Así sigue
Este jueves a la hora 21.30 –con show previo que larga a las 21.15– se disputará la quinta final de la Liga donde el equipo que gane quedará a un punto de obtener el título. La sexta será el martes y si entonces se restablece la igualdad la séptima y definitiva se disputará el viernes 6 de mayo.

10-13 Kiril Wachsmann. Es uno de los jugadores más parejos de la Liga: siempre rinde. Anoche aportó 10 puntos y bajó 13 rebotes totalizando. En lo que va de las finales lleva 44 puntos y 34 rebotes y en dos de ellos firmó doble-doble en los rubros puntos y capturas.

11 Leandro García Morales. El jugador estrella de Hebraica Macabi volvió a tener una opaca actuación con 11 unidades y ningún triple anotado en siete intentos. En las finales lleva 59 tantos. El goleador macabeo anoche fue Michael Hicks con 21 puntos.

La figura
Jasper Johnson
Goleador determinante
El estadounidense Jasper Johnson, quien disputó ayer su noveno partido en Defensor Sporting, fue la gran figura del partido al anotar 23 puntos con un porcentaje de aciertos de triples imponente: 71% (cinco de siete). Johnson pasó a ser el máximo goleador en lo que va de las finales con 80 puntos (20 de promedio). Además bajó siete rebotes demostrando su versatilidad para defender la pintura y lastimar desde el perímetro siendo el interno más completo de ambos finalistas. En cuatro partidos, el ala-pívot bajó 26 rebotes siendo solo superado por Wachsmann en su equipo (34).