Aguirre sobre Pacheco: "Acepto que puede haber sido un error, o no"

El ex DT carbonero, quien volvió de Qatar luego de tres años, repasó su carrera y su futuro: “Estoy preparándome para un nuevo desafío”

El ex DT e ídolo de Peñarol, Diego Aguirre, estuvo en la mañana de este martes en El Observador TV hablando de su exitosa experiencia en Qatar, de donde acaba de volver luego de tres años de muy buenos resultados. También se refirió a su polémica salida de Peñarol, a su relación con Antonio Pacheco, de la selección y de cómo ahora, sin equipo, espera una propuesta que lo seduzca, y mientras tanto habló.

Su experiencia en Qatar: “Fue una experiencia espectacular, pero después de tres años tenía la necesidad de estar acá. Ahora estoy preparándome para un nuevo desafío que llegará en su momento”.

“De repente me chocaban algunos hábitos como la falta de profesionalismo, cosas simples de jugadores que no iban a entrenar o llegaban tarde. No sentían el profesionalismo. Ganaban bien pero no necesitan el dinero, tienen la vida solucionada porque son qataríes. Los qataríes están todos bien. Son 300 mil en un país de más de 2 millones, el resto son extranjeros que trabajan en servicios o profesionales especializados. Es el país más rico del mundo. Si sos qatarí estás salvado, entonces cuesta encontrar la motivación.

“La religión incidía porque te condicionaba en algunas cosas. Te adaptás, pero todo funciona en función de la religión, por los rezos. En el entretiempo del primer partido los jugadores musulmanes no llegaban, y yo preparándome para la charla técnica. Estaban rezando, se pasaron todo el entretiempo y no pude hacer la charla. Son diferencias que decís ‘no puede ser, pero hay que adaptarse”.

“Qatar dentro de los países árabes es bastante abierto. Es diferente en Arabia Saudita, donde la mujer no puede manejar, y hay mucho más represión. Se van adaptando mucho más al mundo occidental, pero es cierto que la mujer no puede estar con los hombros al aire o ponerse una minifalda”.

Su ida de Peñarol
“Dirigir en un país así te soluciona la vida económicamente. Me costó muchísimo irme porque estaba en un momento extraordinario con Peñarol. En 48 horas tuve que resolver un cambio drástico porque era una oportunidad única para mí y mi familia. Sin duda que hay un antes y un después en mi vida. Es difícil decir que no y que te pasen esas oportunidades”.

“Me vinieron a buscar por el éxito de Peñarol, era uno de los entrenadores del momento y me vinieron a buscar por eso. No sabés cuando podés volver a estar en la cresta de la ola”.

“Además era la oportunidad de vincularse a gente muy poderosa, grupos vinculados a varios equipos europeos, que compraron PSG, Málaga, Manchester City. Era una motivación decir ‘con esta gente tenés chance de pasar al fútbol europeo’, a grandes equipos. Es la misma familia. Es algo que me atraía mucho, aunque después no paso”.

“Peñarol despierta una locura especial. Entiendo a todos. Con la gente que hablé no hubo uno solo que no me dijera: esto no te lo podés perder. Era el momento de pensar con la cabeza, no con el corazón. Creeme que la pasé muy mal, el primer mes estaba herido, triste. No tenía ganas de entrenar, compartimos con el cuerpo técnico un momento muy complicado”.

“El mundo del fútbol es ingrato y tiene poca memoria. Antes de mi llegada, en 2010, hubo 7 u 8 entrenadores, algunos glorias del club, que ante malos resultados se los sacó. En mi anterior período terminó el contrato y no me renovaron, me tuve que ir a Ecuador, después a Wanderers, y después a la selección juvenil para después volver a Peñarol. Yo viví todo en Peñarol. Nadie me dijo no te vayas. El fútbol es cruel”.

Sobre Pacheco:
“Si hubiera sabido evitaba todos esos problemas. Las decisiones cuando las tomás pensás que son las mejores. Acepto que puede haber sido un error, o no. Sí estoy seguro que hice lo que pensaba que era mejor”.

Sobre que el tiempo le dio la razón a Pacheco, porque volvió y jugó a gran nivel. “Totalmente. También en la Libertadores no jugó ni un minuto y llegamos a la final. No es tema de tener la razón o no. Son circunstancias futbolísticas, nada personal. Es muy de Uruguay, decir ‘están peleados’”.

“Yo no quiero que me asocien de que tengo personalidad para sacar ídolos. Lo más fácil es decir ‘somos todos amigos, seguimos todos hasta que las velas ardan’. Siempre busqué lo mejor para Peñarol en la parte deportiva, y que Peñarol ganara. Sin nombres ni preferencias. Tengo la tranquilidad que siempre, en el acierto o en el error, puse el mejor equipo en la cancha”.

La selección
“Yo fui parte de este proceso de selección, me siento parte. En 2008 y 2009 tuve dos años espectaculares, fui técnico de la sub 20 y estuve cerca del cuerpo técnico de la mayor. Fue una experiencia extraordinaria, veo a jugadores que fueron parte de esa selección triunfando en el exterior y es un orgullo”.
“No hay un solo entrenador que no le guste ser técnico de la selección. Pienso que se puede dar. No es algo que esté esperando, puede llegar o no, y por mi juventud tengo 15 o 20 años más,  se puede dar en algún momento”.

¿Ya le habían propuesto la selección para luego del Mundial 2010?
“No, para nada. Hubo versiones de prensa, gente que habló. ¿Cómo te van a prometer algo? Sí hay rumores, una vez leí en el diario un comentario así y llamé al Maestro para aclararle. Intento mantenerme alejado, pero estás como posibilidad cierta. No digo que sea invento de los medios, seguramente lo sacaron de algún lado”.
“Es verdad que los recambios se dan con las derrotas, pero quizás a futuro sea un recambio natural, no por ganar o perder. Es un anhelo que tenemos los entrenadores, pero sin ser una obsesión. Es un premio”.
“Yo no sé si no fui a Qatar gracias a la selección. Se valorizó todo el producto, lo que hizo el Maestro fue algo extraordinario”.

El gol al América de Cali:
“Podés soñar el gol de tu vida y no lo soñás tan perfecto. Fue una cosa insólita”
“Me hubiese gustado volver a ver a Falcioni. Si bien hubo cosas feas, nos dijimos cosas feas, fue adentro de la cancha. Siempre me imaginé, en un momento que él estaba en Boca, un Peñarol-Boca por Libertadores”
“Debe ser muy duro, si te pasa algo así no te lo sacás más. Te queda un dolor para siempre. Respeto mucho lo que pasó, me da cierta pena por ellos, son cosas muy fuertes si te toca perder de esa manera”

El día que le metió un gol a Peñarol con Inter
Habíamos hecho seis goles en Beira Río. No los jugás al 100% esos partidos. Los jugás pensando que pasen. Es incómodo. El que hice era un gol imposible de errar”

Su futuro
“Me plantee tomarme este período esperando algo que a mí me cierre. Que me guste, por varias cosas. Me tiene que cerrar el desafío deportivo, el lugar, a veces te encontrás con países con muchas dificultades. Por ejemplo, te dicen para ir a Colombia y decís no. Diré que sí en la medida que haya una buena posibilidad buena en lo deportivo pero que me cierre a nivel familiar”.


Populares de la sección

Comentarios