Ache y De Pena, otro capítulo

El jugador dijo que el presidente avaló su viaje y éste dio a conocer los mensajes de texto

La novela sobre le pase de Carlos de Pena al Middlesbrough tuvo ayer otros dos capítulos polémicos. El futbolista publicó una carta en las redes sociales con su versión, diciendo que viajó a firmar el contrato porque el presidente de Nacional, Eduardo Ache, le dio permiso, y luego Ache dio a conocer una serie de mensajes que intercambió con De Pena, en los que le escribió que no viajara.

Por la tarde De Pena concurrió a Los Céspedes para levantar objetos personales y despedirse de sus compañeros. El jugador no quiso hablar públicamente ni contestó mensajes de Referí, porque entiende que dijo todo con la carta. El delantero regresó a Montevideo desde San Pablo -donde pasó la revisión médica y firmó el contrato por tres años con el Boro- con autorización de su nuevo club.

Entre otras vueltas, De Pena visitó a su mamá que tras el accidente automovilístico que sufrieron el lunes cuando regresaban del aeropuerto de Carrasco, fue operada de la columna y tendrá una recuperación de tres meses.

La carta de De Pena

"Quiero que sepan que yo recibí la autorización del presidente para viajar", indicó el futbolista en su carta, con el fin de "contar la verdad" y terminar el asunto. "De no ser así nunca hubiera tomado el avión", agrega.

"Te doy mi aval para viajar y Nacional va a terminar accediendo mañana en Directiva que se haga el pase. Subite a ese avión", dice en su carta De Pena que fueron las "palabras textuales" le dijo Ache para que viajara a firmar con el equipo inglés. "Y terminó sucediendo eso", sostuvo.

Esta parte, crucial en la historia, fue desmentida por Ache. No sucedió por mensaje de texto, sino que fue durante una llamada, por lo que en este caso no hay un registro de las palabras del presidente.

"Yo sería incapaz de hacer algo que perjudique al club porque a mí Nacional me ha dado todo", agregó el delantero en su misiva. El delantero señaló que había avisado al club que su deseo era emigrar y que estaban al tanto de que el pase podía hacerse en cualquier momento.

"En estos últimos días simplemente cumplí órdenes de viajar o no viajar", señaló. "La clara prueba está que me vine del aeropuerto en la tarde del lunes al no recibir la autorización y tuve la mala suerte de chocar".

Por último, el jugador expresó: "Yo soy hincha, socio y siempre intenté dejar todo por esta camiseta. Incluso teniendo la chance de irme hace 6 meses pedí para quedarme, ser campeón y cumplir mi sueño de chico".

El jugador destacó que estuvo 10 años e Nacional, club al que considera que es "su casa" y que "siempre lo va a ser".

Los mensajes de Ache

El presidente de Nacional, Eduardo Ache, leyó ayer los mensajes de texto que intercambió el lunes con Carlos De Pena. Lo hizo en el programa Las Voces del Fútbol de 1010 AM.

De Pena

"Necesito que me digas ahora si puedo viajar o no, ahora, no en 15 minutos".

Ache

"Con un dolor enorme te tengo que decir que no. Me parte el alma tener que tomar esa decisión.

De Pena

"¿Podés ir al aeropuerto ahora y nos vemos ahí? Confirmame eso".

Ache

"Carlos, consulté con otros por teléfono, no es una decisión personal, sé lo que significa. Me duele y mucho, no le veo marcha atrás".

De Pena

"¿Podés ir al aeropuerto ahora? Te veo ahí, por favor, solo eso".

Ache

"Yo voy. No voy a cambiar de opinión".

De Pena

"Dale, te veo ahí en 25 minutos".

Luego Ache dijo que no fue al aeropuerto porque el dirigente José Fuentes sabía, por intermedio de Osvaldo Giménez -funcionario de Tenfield-, que iba a ir a la terminal aérea.


Populares de la sección