Acevedo y los secretos del líder

Defensor, puntero del Apertura, está dulce pero su DT no descansa: "Si pongo el piloto automático estoy liquidado"
El 2-0 en Jardines del Hipódromo no fue casualidad. Tampoco lo fue el empate logrado en Ecuador ni este inicio de torneo que lo tiene con 13 de los 15 puntos en el bolsillo.

Defensor Sporting, que tuvo un brillante 2016 a nivel de juveniles, es junto a Cerro uno de los líderes del fútbol doméstico a la espera de los dos partidos en suspenso que tiene Nacional y su conductor Eduardo Acevedo revela los secretos del puntero.

La receta violeta

"Concentración, mentalización y visualización del juego. Si tengo que definirte los pilares del grupo elijo esos", dice Acevedo segundos después de aceptar la invitación de Referí para hablar sobre un Defensor Sporting que quiere volver a ser protagonista luego de dos temporadas que lo tuvo alejado de la primera plana.

"En el último campeonato, de los últimos siete partidos ganamos cinco y empatamos dos. El equipo necesitaba una regularidad de resultados que te da tranquilidad para trabajar. Tuvo un bajón cuando se vendieron varios jugadores después de aquella semifinal de Libertadores y ya se repuso. Los que vinieron y los que subieron tuvieron que entender que a Defensor se le juega de una manera distinta y todos los partidos son complejos. El equipo maduró, está sólido y juega consciente de que este futbol te tira hacia abajo y no hacia arriba", agrega Acevedo en una versión tranquila, de conversación de living y alejado de la imagen sanguínea que muestra al borde de la línea de cal.

"Si un jugador me falla en un período de descanso conmigo no juega más. Necesito que duerman ocho horas. Eso no lo negocio y no va en la edad del jugador, sino en el biotipo de cada uno".
"Yo creo mucho en el trabajo de la semana y en la concentración y la mentalización individual para cada partido. Este es un campeonato muy parejo pero cada rival te presenta complejidades distintas y nosotros nos aplicamos al pie de la letra sobre el estudio del equipo que tenemos enfrente", dice convencido.

En un fútbol avaro y exportador por esencia, los entrenadores deben convivir con las ventas rápidas y la solución a tiro de una cantera con juveniles a los que le falta maduración para el roce en alta competencia.

"Sobre aviso no hay engaño y cuando venís a Defensor sabés que te toca ser administrador del club más vendedor del fútbol uruguayo. Defensor tiene una inversión muy alta en juveniles, gasta mucho dinero en cada chico de inferiores y por eso debemos formarlos con una grifa para que lleguen al plantel principal y se valoricen. Es parte de la identidad del club y a esta altura es natural. Si te piden que te arregles con juveniles y abajo no tenés nada te volvés loco. Te tenés que matar. Pero en Defensor hay muy buen material y eso nos tiene tranquilos".

Firme en sus intenciones, Acevedo sabe que construye con su legado a un equipo que respeta la identidad del club aunque la salida de Nicolás Olivera lo obligó a acomodar las fichas del liderazgo: "Del plantel de 24 jugadores hay 17 que son formados acá. Cuando Nicolás (Olivera) se fue, aunque ahora por suerte lo tenemos de nuevo, tuvimos que repartir el liderazgo. Si el vestuario te lo gobiernan los jugadores jóvenes estás frito. El vestuario es fundamental que lo manejen jugadores de trayectoria con buena cabeza y yo los tengo. Guillermo De Los Santos, Nicolás Correa, Andrés Lamas, Matías Cabrera y Mathías Cardacio formaron una columna donde los pibes se ven reflejados".

"Si el vestuario te lo gobiernan los jugadores jóvenes estás frito. El vestuario es fundamental que lo manejen jugadores de trayectoria con buena cabeza y yo los tengo".

Con el profesor Alberto Mena como aliado a la hora de planificar los entrenamientos, Acevedo se reconoce un fanático de cumplir plazos y asegura que no tranza con los descansos: "Tengo claro que soy exigente en los entrenamientos pero también lo soy en los descansos. Si un jugador me falla en un período de descanso conmigo no juega más. Necesito que duerman ocho horas. Eso no lo negocio y no va en la edad del jugador, sino en el biotipo de cada uno".

Populares de la sección

Acerca del autor