Acevedo: "Cerro es sacrificio, pulmón, fuerza"

El entrenador albiceleste dice sentir "orgullo" por llegar con chances a la definición del Apertura
Tras un mal arranque en el Torneo Apertura, Cerro –que largó pensando en el descenso– llega a la última fecha como el tercero en discordia por el título, detrás de los grandes. De las chances, el recorrido y la forma de sentir del equipo de la Villa, Referí conversó con su entrenador, Eduardo Acevedo.

¿Esta semana es especial para Cerro?
Es una semana que nos representa satisfacción y orgullo de estar con chances de poder llegar a una final para ser campeones. Pero yo les remarco a los jugadores que no tenemos que salirnos de lo que estamos haciendo que ahora es concentrarnos en el partido ante Racing; no quiero ninguna distracción.

¿Por qué se ganaron el derecho a soñar con el título?
Porque trabajamos muchísimo, porque los jugadores dan todo lo que tienen en cada entrenamiento y porque Cerro juega como entrena.

¿Por qué arrancaron tan mal en el torneo?
Porque el mes previo al inicio del campeonato no paró de llover y no conseguimos canchas para poder jugar amistosos. Se nos suspendieron partidos contra Sud América, Racing y la Mutual. Empezamos contra Peñarol que venía de jugar partidos internacionales y contra Danubio que había jugado Copa Sudamericana. Nos ganaron bien.

Además a usted le gusta que sus equipos sean protagonistas y trabajar eso demanda más tiempo...
Yo quiero que mis equipos tengan intensidad y para tener intensidad se necesita ritmo y para eso están los partidos de preparación. Después, podés entrenar mucho, pero la carga emocional que viene con un juego oficial no te lo da nada. Nos disgustó muchísimo, sabníamos q el equipo estaba para más.

Cerro ha cortado muchos entrenadores en los últimos tiempos ante los malos resultados, ¿sintió el riesgo de ser destituido?
Nunca lo pensé ni se me pasó por la cabeza. Éramos todos conscientes de lo que estaba pasando, solo pensé que teníamos que encontrar resultado cuanto antes, pero nunca me reuní con dirigentes por ese tema, ni para que me dijeran 'mirá que está todo bien'.

¿Cuándo hicieron el clic de dejar de pensar en el descenso y ponerse a pelear arriba?
Los partidos nos fueron dando ese clic, cuando fuimos ganando en intensidad, agresividad en la marca y en la tenencia de pelota. Lo intentamos hasta en nuestra cancha que no está en buen estado y los jugadores se fueron dando cuenta que cuando salíamos a jugar en mejores canchas nos iba mejor como en Florida o en el Parque Central. Fue cuestión de convencimiento, de que podíamos.

¿Cómo hicieron para ganar el 76% de los puntos que jugaron en el Tróccoli con el mal estado en que está la cancha?
Fue fruto de trabajar constantemente el intentar jugar; no porque esté feo el piso hay que tirar pelotazos. La intención siempre es jugar porque eso al rival lo va a complicar más.

¿Cuánto lamenta el partido que se les escapó contra Defensor en la hora cuando merecían haberlo ganado?
Se lamentan sí, pero el 'hubiera' no existe. Se mereció mucho más, es cierto, pero me quedo con el contexto: la regularidad del juego que tuvimos. El fútbol es así, aprendizaje, y lo absorbimos rápido: a la semana, contra Fénix, ganamos en el Capurro demostrando carácter. Eso es lo que valoro yo.

¿A qué equipo ve mejor de cara a la última fecha, a Nacional o Peñarol?
El que tiene más para perder es Peñarol y el que tiene menos para perder es Nacional, pero más allá de cómo se juegue va a definir la personalidad y el carácter de los jugadores, tanto en Nacional, como en Peñarol y en Cerro.

¿Por qué Cerro, con todo lo que representa como institución, está más acostumbrado a pelear descensos que campeonatos?
Por un problema económico, es muy difícil que venga un mecenas e invierta tiempo y dinero para potenciar al club. Cerro perfectamente podría ser el tercer grande por su gente y su pasión, pero en el fútbol actual si no tenés solvencia económica es muy difícil mantenerse y entrás en un círculo vicioso donde se terminan contratando jugadores para salvarse del descenso y no se le da cabida a los pibes que son los que pueden generar ingresos con transferencias. Encararlo como un club social tampoco parece viable, porque la gente del barrio es trabajadora y no podría afrontar una cuota social alta. Y Cerro es Cerro. Es corazón, sacrificio, pulmón, fuerza.

La campaña

Peñarol 0-3, Centenario
Danubio 1-3, Jardines
Rentistas 1-0 ,Tróccoli
Liverpool 0-1, Belvedere
Villa Teresa 3-1, Tróccoli
Nacional 3-4, Parque Central
Wanderers 1-0, Tróccoli
Plaza Colonia 1-0, Supicci
Juventud 4-1, Tróccoli
River Plate 1-1, Tróccoli
El Tanque Sisley 3-2 Florida
Defensor Sporting 2-3, Tróccoli
Fénix 1-0, Capurro
Sud América 2-0, Tróccoli

67,7% Puntos ganados

Eduardo Acevedo dirigió por primera vez a Cerro en el Clausura 2009. Debutó en la tercera fecha luego de que Pablo Repetto se fuera (ovacionado) a dirigir a Blooming de Bolivia tras perder en la primera etapa 1-0 ante Defensor Sporting en el Tróccoli. Acevedo terminó tercero ese torneo y en la Tabla Anual. Luego fue campeón de la Liguilla. Contando esa etapa y la actual lleva dirigidos 31 partidos con 20 triunfos, tres empates y ocho derrotas, con 60 goles a favor y 37 en contra.


Populares de la sección

Acerca del autor