Acá te quiero ver, Messi

El crack argentino tiene una cuota pendiente: jugar bien a 3.600 metros de altura de La Paz

Uruguay lo esperó escalonado y con Martín Cáceres como referencia. En Perú le entraron duro de primera y lo provocaron todo el partido para intentar sacarlo del juego. En Chile lo recibieron de mala manera. Dejaron el pasto alto, lo mojaron, otros lo cortaron a ras. Jugaron con calor sofocante o bajo intenso frío. Nada fue capaz de detenerlo.

Para Lionel Messi parecen no existir los límites cuando de jugar al fútbol se trata. Superó cada uno de los obstáculos que lo pusieron a prueba. Pero su carrera tiene algunas cuentas pendientes. Conocidos por todos es que no ganó la Copa América ni el Mundial. Al margen de títulos o goles, Messi tiene por delante el examen más comprometedor de su carrera deportiva: jugar bien en la altura.

Suele decirse que La Paz es la tumba de los cracks. Nadie pudo rendir a plenitud en los 3.600 metros de la capital boliviana.

A lo largo del tiempo se generó una eterna polémica en torno a jugar en La Paz. ¿Podrá Messi sobreponerse al ahogo y la falta de aire? ¿Será capaz de moverse con las mismas facilidades con las que contó hasta ahora?

Fernando Signorini, ex preparador físico de la selección en la etapa de Diego Armando Maradona, aseguró que ni Leo Messi puede rendir en plenitud en la altura de La Paz. Su argumento: “No se respeta la salud del jugador”, expresó en declaraciones a ESPN Radio.

Signorini avisó que “los jugadores que llegan si adaptación previa no pueden mostrar sus capacidades”. Y a modo de ejemplo reveló: “Si Leo intentara jugar permanentemente en La Paz sin adaptación no sería el mejor jugador del mundo”, contundente.

Entonces se plantea la interrogante para el partido de esta tarde donde Argentina es amplia favorita, por plantel, pero el juego se nivela por la tan temida altura.

“Para adaptar a un jugador del llano a la altura se necesita una semana por cada mil metros de altura, pero eso es imposible porque ningún equipo los va a ceder con tanta anticipación; lo ideal sería que no se juegue ahí”, expresó Signorini que, cuando fue con la Argentina de Maradona a La Paz perdió 6-1.

El preparador físico indicó que: “Están cometiendo una barbaridad desde dos puntos de vista: uno, en relativo al espíritu deportivo, que van a terminar jugando en diferencias de condiciones, y el otro desde el punto de la salud del jugador a la que hay que respetar, ya es una manera bastante irrespetuosa de presentar un espectáculo al público”, soltó el profe. Y pidió: “No sigamos privilegiando el negocio por sobre el espectáculo y poniendo en riesgo la salud del jugador y sus posibilidades de rendir al máximo nivel”.

¿Qué hará Argentina para no repetir el papelón?

Su técnico Alejandro Sabella sabe que los efectos de la altura están acreditados y condicionan el rendimiento de un plantel que no está acostumbrado, pero no lo magnificó. “La Altura es una realidad incontrastable. Algunos jugadores se adaptan mejor y otros peor; habrá que lidiar con ella”, se limitó a analizar en las últimas horas. Argentina se fue a Santa Cruz de la Sierra. Pasó la noche previa al partido en el llano. Hoy almuerzan bien temprano y llegarán horas antes del partido. Asimismo, se alquiló la cámara hipobárica (replica las condiciones de altitud, y ante menos presencia de oxígeno, provoca que el cuerpo aumente la cantidad de glóbulos rojos) y que fue utilizada pocos días con algunos futbolistas.

Y al margen de la estrategia previa, el entrenador también toma precauciones deportivas y se anuncia que los albicelestes jugarán con una línea de cinco en el fondo para evitar ser sorprendidos.

La Paz es la nueva prueba que tiene Messi por delante.


Populares de la sección

Comentarios