"Acá debe haber dos grandes: Peñarol y los suplentes de Peñarol"

El flamante gerente deportivo aurinegro dialogó con El Observador acerca de su futuro en la institución

El nuevo gerente deportivo de Peñarol, Carlos Sánchez, habló de todo un poco y de lo que significa el club para él.

¿Qué sentimiento le generó la llamada de Damiani?
Primero, una gran alegría, seguida de un gran orgullo y gran respeto. Hay que disfrutar esta clase de reconocimiento.

¿Conoce a Jorge Da Silva?
No lo conozco a Da Silva y de a poco me voy a tener que ganar la confianza del cuerpo técnico. Conozco a Darío, al Lolo y a Zalayeta, pero a los jóvenes futbolistas del club, no personalmente.

El suyo es un  cargo muy importante.
Es un cargo que Osvaldo Giménez jerarquizó. Hasta ese momento era un cargo más en el club y por su capacidad de trabajo y por todo lo que ha representado en la selección, él jerarquizó el cargo. Entonces es un cargo que te pone en un perfil más alto, que te expone, no tanto como el de las inferiores. Pero me gusta el desafío, le voy a dar para adelante. Voy a tratar de unir. Peñarol es un club de fútbol. Si tenés 56.000 socios, la mejor concentración, el Centro de Alto Rendimiento, la hinchada más linda, contás con casi todo. Pero tenés que ganar. En síntesis Peñarol sigue siendo ganar el domingo y salir campeón.

Entonces tiene muy claro ese aspecto.
Es que es así. Yo sé que hay gerente de marketing, gerente general, buenos contadores en el club y todo funciona maravillosamente bien. Pero lo que funciona en un club de fútbol, debe coronarse con un campeonato. Si no sos campeón, no hay estadio ni 100.000 socios que valgan.

Usted llega a hincarle el diente más al tema fútbol que a la logística.
En Europa, el gerente deportivo hace especial hincapié en el fútbol. Y a mí me gustaría eso. No me gustaría estar detrás de un escritorio. Me gustaría tener diálogo fluido con el coordinador de juveniles, con los entrenadores de juveniles. Estoy un poco ansioso para poder empezar. Eso sí: dije que sí porque me siento preparado para este puesto; si no, sería muy desfachatado de mi parte si yo no me hubiese preparado.

Y le gusta el desafío.
Lo fundamental en la gerencia deportiva es la contratación de los jugadores. Al Tolo Gallego no me olvido más cuando le preguntaban cuál era su secreto, ya que salía campeón en todos sus equipos y dijo: ‘Yo trabajo como todo el mundo, no tengo fórmula mágica. Eso sí. Yo traigo cinco jugadores y cuatro la rompen’. Y en Peñarol estamos abocados a que en mayo Peñarol sea campeón uruguayo.

¿Ya siente que el título del Apertura está cerca?
Peñarol tiene chance de ser campeón. Yo me sumo el lunes y llego en la mitad de algo que se está construyendo que está procesado por otra gente. Sería una intromisión decirles algo. No tengo incidencia en la victoria ni en la derrota. No me voy a subir a ninguno de los dos carros. Pero estuvimos pensando cuando llegó el ofrecimiento si era mejor aceptar ahora o en enero, y decidimos ahora porque hay dos meses hasta enero y se puede trabajar desde ya.

¿Cómo definiría a Peñarol?
Es bien clarito. En Uruguay tiene que haber dos equipos grandes: Peñarol y los suplentes de Peñarol. 


Populares de la sección

Comentarios