Abreu se quedó sin copa

Huracán le ganó a Rosario Central la final de la Copa Argentina mediante tiros penales en los que el uruguayo anotó

Huracán se consagró este miércoles campeón de la cuarta edición de la Copa Argentina tras vencer en una tanda de penales por 4-3 a Rosario Central tras igualar sin goles en tiempo reglamentario.

El delantero uruguayo Sebastián Abreu, quien ingresó en el complemento, anotó su remate en la definición, pero no alcanzó para que el equipo rosarino se quedara con el título que clasificaba al campeón a la próxima Copa Libertadores.

El Globo, que milita en la Segunda División del fútbol argentino, sumó hoy el segundo título de su historia luego de 41 años, tras el torneo Metropolitano de 1973.

Todavía sin garantías de obtener una de las diez plazas disponibles para la próxima temporada en la Primera División, Huracán se ha garantizado la posibilidad de jugar la próxima Libertadores.

En su andadura hacia el título, Huracán había venció a Boca Juniors (2-0), Banfield (2-2 en tiempo reglamentario y 3-2 por penaltis), Estudiantes de La Plata (1-1 y 3-2 en tanda de penaltis) y Atlético de Rafaela (2-0).

La Copa Argentina ya había sido conquistado por Boca Juniors en 1969 y 2011-2012), y el Arsenal de Sarandí en 2012-2013.

Por el título conquistado, Huracán obtiene además el derecho a disputar a comienzos del año próximo la Supercopa Argentina frente a River Plate, ganador de la Superfinal en la última temporada.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios