Abreu, del pasado glorioso al presente olvidado

El domingo estará en el banco de suplentes y seguramente será su último partido clásico
Sebastián Abreu dijo el jueves en conferencia de prensa que ya no disfruta la semana previa al clásico como antes. Sabe que el domingo no va a jugar desde el arranque. Es un referente del club, de los demás integrantes del plantel, es el segundo capitán, pero estará en el banco de suplentes. Quizá, si el partido está complicado, si Nacional está perdiendo o empatando, Munúa lo incluya para aprovechar su estatura en el área enemiga con la ilusión de que clave un cabezazo.

Pero aquel Loco que entusiasmaba a los hinchas ya no es el mismo. Hace casi tres años que está vinculado al equipo (entremedio tuvo pasajes por Rosario Central y Aucas) y su último partido contra Peñarol fue por el Clausura 2013. Sin pena ni gloria. Jugó 78 minutos y Nacional perdió 3 a 0.

Claro, Abreu tiene hoy 39 años. Cuando llegó por primera vez a los tricolores tenía 25 y estaba en su plenitud. Rápidamente sus locuras y goles lo transformaron en ídolo. Los hinchas esperaban los clásicos con entusiasmo porque sabían que Abreu algún gol iba a meter.

Disputó ocho clásicos y convirtió ocho goles. Desde 1997 al presente es el goleador de Nacional en los enfrentamientos contra Peñarol. A fin de año termina el contrato de tres que firmó cuando asumió Eduardo Ache en la presidencia. La del domingo puede ser la última oportunidad para una locura clásic.

Este es el repaso de los clásicos de Abreu y su aporte goleador:

Apertura 2001 1-2 (1 gol de penal)

Clausura 2001 2-0 ( 1 gol de penal)

Apertura 2003 3-1 (2 goles)

Apertura 2004 2-1 ---

Clausura 2004 3-2 (1 gol)

Conrad 2005 1-1 (1 gol)

Uruguayo 2005 2-2 (2 goles)

Clausura 2013 0-3 ---


Populares de la sección