A Uruguay lo recibieron tiburones

A pesar de las espectaculares playas de Recife se ven pocos bañistas por la presencia de tiburones; la última muerte se dio hace un mes

El intenso calor y humedad reinante en Recife y las hermosas playas sobre el Océano Atlántico que tiene esta tropical ciudad sede de la Copa FIFA Confederaciones invitan a darse un baño de mar, pero casi no se ve gente haciéndolo. La causa: la presencia de tiburones muy cerca de la costa.

Al recorrer la hermosas playas de Boa Viagem, de varios kilómetros de extensión, en la zona residencial de esta ciudad, capital del estado de Pernambuco (nordeste), carteles en portugués e inglés advierten del riesgo de la presencia de tiburones, constató la AFP.

"Alerta, riesgo de ser atacados por tiburones", indican los carteles que están colocados cada cien metros a la entrada de la playa y que se pueden ver desde la acera.

"No bañarse cuando hay marea alta", "no meterse al agua si se tiene una herida que sangre", "no darse un baño solo", "no alejarse de la orilla si decide bañarse", son algunas de las instrucciones con las que se advierte a los bañistas que igual se animan a desafiar el peligro de toparse con un escualo.

"Es real, no es mito, la presencia de tiburones muy cerca de la costa de Recife, y el último ataque mortal a un hombre ocurrió hace alrededor de un mes en la zona sur de Boa Viagem", dijo a la AFP Edenilson, guardavidas de esta playa.

"La causa de su presencia tan cerca de la costa -explicó Edenilson- es que hay un canal natural (bajo las aguas) que baña los miles de kilómetros de costa de Brasil de sur a norte y que en Recife está a 150 o 200 metros de la costa".

Según el guardavidas, acompañado por dos compañeros y vestido igual que el actor estadounidense David Hasselhoff cuando actuaba en la serie "Baywatch", "los tiburones aprovechan la corriente que corre por el canal para hacer menos esfuerzo para trasladarse de un lado a otro".

Ante la consulta de si se han visto los temidos tiburones blancos, los más famosos entre la familia de los escualos, dice que "por suerte no".

"Acá tenemos tres tipos de tiburones, el tigre, el cabeza chata y el lucha", agregó Edenilson, que de todas formas invita a disfrutar de las cálidas aguas de Boa Viagem, porque "si uno no se adentra en el mar "no debería tener problemas con tiburones".

Aunque a juzgar por todas las advertencias, algunos turistas prefieren tomar un rato de sol y refrescarse en las duchas que hay en varios sectores de la playa.


Fuente: Mauricio Arbilla-AFP desde Recife

Populares de la sección

Comentarios