A sacar pasajes que esto sigue

Nacional empató 2-2 con River Plate y logró avanzar a octavos de final a falta de una fecha para terminar el grupo
River Plate y Nacional empataron 2-2 en un raro partido jugado en el estadio Centenario por el grupo 2 de la Copa Libertadores. El tricolor logró su clasificación a octavos de final, mientras que el darsenero quedó eliminado. Empezó ganando River con un gol de César Taján, pasó Nacional con goles de Victorino y Ramírez, y empató Nacho Gonzáles sobre el final con gol en contra.

Un partido extraño porque Nacional fue el que generó la mayor cantidad de ocasiones, pasó a ganarlo, sin embargo River que apenas llegó tres veces con peligro, marcó dos goles. La clave fue la actuación de su golero.

El primer tiempo empezó a todo ritmo, tal como uno se podía imaginar en lo previo, por las ideas de los entrenadores y por las características de los jugadores.

Al minuto de juego Nicola Pérez atajó un remate de Nicolás López y a los cinco abrió el marcador River Plate por intermedio de César Taján. Una jugada electrizante por izquierda entre Schiappacase, Santos, Montelongo y el colombiano que recogió el rebote de Conde y marcó el primero.

Pero el festejó duró 60 segundos porque a los 7' empató Victorino de tiro libre, muy bien ubicado contra el caño izquierd del golero. La falta la cometió Herrera en la medialuna para evitar el ingreso al área con pelota dominada de Kevin Ramírez, pero el error partió de un pase de Ángel Rodríguez que le dejó la pelota servida al delantero tricolor.

Ese fue el talón de aquiles de River durante los 90 minutos. Entregó mal la pelota, la regaló en varias ocasiones, a veces por presión del rival y otras simplemente por tomar malas decisiones.

Después de los primeros minutos de vértigo, el partido se acomodó en favor de Nacional. Los zagueros darseneros cometieron otras faltas cerca del área y estuvieron a punto de padecerlo. Pérez sacó al córner otro tiro de Victorino y un disparo de Ramírez rozó el travesaño. Nacional llegó con Espino por izquierda, mucho más desenvuelto que Fucile, que en las horas previas estuvo con fiebre. López contó con otra ocasión que desvió el golero y el que falló en el área esta vez fue Léo Gamalho.

Su estatura hace que los compañeros lo busquen por arriba. Afuera ganó algunas, pero adentro fue muy bien marcado por Ronaldo y Flores. Con el pie, falló.

El equipo de Carrasco mantuvo los tres delanteros fijos, tal cual es su característica, pero fue poco el juego que les llegó. No encontró espacios Schiappacase en el medio, tampoco Montelongo y si bien Taján y Santos cambiaron los extremos, no pudieron desnivelar. Santos tuvo una ocasión sobre el final del primer tiempo, un centro que se cerró y Conde desvió al córner.

Para el segundo tiempo Munúa quitó al brasileño Gamalho, de flojo partido, y mandó al campo a Nacho González. Buscó mejor manejo del balón, más fluidez y la profundidad de López en el área. Pero, quizá le faltó más compañía.

Otro error del fondo de River (ahora falló Herrera) le permitió a Ramírez marcar el segundo gol. Recibió un pase largo de López y venció a Pérez.

Pero un rato después, en un pelota quieta (tanto renegaba Carrasco cuando le hacían un gol así), consiguió la igualdad, que tuvo el gusto de salvar el honor.

Nacional tuvo anoche el retorno de varios jugadores enfermos y es otro dato positivo que se agrega a la clasificación.

Embed


Populares de la sección

Acerca del autor