A remarla con goles

Después de jugar un año en el confort de Ecuador Pablo Caballero volvió a la realidad del fútbol uruguayo

Con 10 años de carrera en primera división, Pablo Caballero tiene la piel curtida por el fútbol uruguayo. Sabe en las canchas sobre las que se entrena, el dinero que se paga, lo que duele un descenso, lo que se sufre una lesión y lo que cuesta emigrar.

También cuenta con un par de incursiones en el extranjero como para hacer comparaciones.

La primera fue mala. En el segundo semestre de 2013 se fue a jugar a la Serie B de Italia, a Reggina, y cobrar fue un drama: "El presidente pagaba cuando quería", recuerda a Referí sobre la rambla de Malvín, el barrio donde vive con su esposa y su hija de cinco meses.

La segunda experiencia fue en 2015 donde jugó todo el año en Independiente del Valle, en Ecuador.

"La infraestructura, las canchas, el poder económico, las condiciones de entrenamiento son increíbles. Cualquier equipo de Ecuador tiene todo. Estamos tan lejos...", dice casi resignado.

Estuvo a préstamo de Cerro un año pero el club no hizo uso de la opción de compra. Y eso que anduvo bien. Tal como se lo recuerda con el villero: volante externo de gran manejo, buena pegada, goleador, con marca y recorrido por la banda. "No sé que pasó, andá a saber por qué no se hizo", dice sin encontrar explicaciones.

En vez de volver a Cerro salió nuevamente a préstamo, para jugar seis meses en Racing. Y el presente del cervecero lo tiene feliz.

"Estoy contento en Racing, pero también sorprendido. Conozco el medio uruguayo y este club tiene una concentración increíble y dirigentes que se mueven todo el día para conseguir lo mejor para la institución", dice.

Arregló dos días antes del inicio del Clausura, debutó en la segunda fecha ante Defensor Sporting y el sábado la rompió con dos goles ante Fénix en el empate 2-2.

Pablo Caballero
Pablo Caballero en una tarde de goles
Pablo Caballero en una tarde de goles

"Vamos partido a partido, no podemos pensar en un campeonato todavía y como todo equipo chico primero hay que mirar el descenso y después ver si se puede pelear para entrar en una copa internacional", admite.

Caballero tiene 28 años. Nació en la Curva de Maroñas y empezó a jugar al baby fútbol en Central Español. A los siete años la familia se mudó a Neptunia y ahí siguió pateando la pelota en el Club Neptunia. El fútbol 11 lo empezó en Wanderers de la Costa. Fue ahí que lo vio el Chiqui Cabrera para llevarlo a segundo año de quinta, en Cerro.

Apenas un año después, Julio Balerio lo subió al plantel de primera junto a Joaquín Boghossian y a fines de 2005, lo hizo debutar contra Miramar Misiones en el Méndez Piana (perdieron 1-0).

Esa temporada, el villero perdió la categoría y Caballero tuvo que remarla en la B donde el equipo volvió de la mano de Jorge "Culaca" González.

Su carrera tuvo un despegue con la llegada al club del entrenador Pablo Repetto, quien luego lo llevó a Defensor Sporting e Independiente del Valle.

"Siempre se acordó de mí y me tuvo en cuenta, por eso le estoy muy agradecido", dice.

En Defensor estuvo en el Apertura 2011 pero apenas jugó cinco partidos por una rotura de ligamentos de la rodilla: "Me lesioné en la cancha de Liverpool, giré solo y se me quedó la rodilla trancada", dice.

Pero ni aquel descenso ni esa lesión le apagaron el fuego del futbolista.

Ahora renueva sus ilusiones en Racing con el objetivo de volver a emigrar. Razones sobran: "El fútbol uruguayo es pobre, paga poco y la diferencia la hacés afuera; el futbolista uruguayo es muy sufrido, tiene que salir a pelearla todos los días, mirá lo que pasa en la Segunda División donde la mayoría tiene que salir a laburar; es un fútbol de mierda, pero eso hace que el jugador uruguayo tenga un amor propio increíble, que se rompa el lomo para poder jugar afuera y así, después, puede jugar en cualquier lado".

La frase

"Me gusta la idea del entrenador (Sebastián Taramasco), es de tenencia, de abrir la cancha y estamos tratando de plasmarla, pero cuesta porque este es un fútbol muy luchado".
Pablo Caballero

La visión de Taramasco

"Con Caballero sumamos un jugador que tiene nivel internacional", dijo a Referí Sebastián Taramasco, entrenador de Racing. "Trabaja en forma solidaria, nos da transición rápida, velocidad para salir y además tiene gol; es un jugador completo y con sus características no hay muchos futbolistas uruguayos. Debutó contra Defensor y anduvo bien; el sábado, por circunstancias del partido, jugó el segundo tiempo como carrilero por izquierda y eso favoreció su perfil para meter diagonales y llegar al gol. Él venía de hacer nueve goles en 36 partidos en Ecuador, lo que para un volante es un promedio alto".

Los goles

Con Racing debutó contra Defensor en la segunda fecha y el sábado le hizo dos goles a Fénix: "El primero me quedó justa en buen pase de Romero. El segundo fue bien feo, pero Pepe Aja me vio muy bien cuando metí la diagonal y después tuve suerte".

Caballero en cifras

9 Goles. Hizo en 2015 con Independiente del Valle de Ecuador. Jugó 36 partidos por el torneo local y dos por la Libertadores.
6 Partidos. Fueron los que jugó en 2013 cuando jugó seis meses en Reggina, cuatro por la Serie B y dos por Copa Italia.
7 Goles. Son los que le marcó en su carrera a Nacional con la camiseta de Cerro. A Peñarol nunca le marcó.


Populares de la sección

Acerca del autor