A pesar de su ataque de Furia, Djokovic está en la final

El serbio eliminó al francés Gael Monfils y definirá el torneo ante Wawrinka o Nishikori

El serbio y número uno mundial, Novak Djokovic, derrotó al francés Gael Monfils (N° 10 del ránking de la ATP) por 6-3, 6-2, 3-6, 6-2 este viernes para avanzar a su séptima final del Abierto de Tenis de Estados Unidos, el último Grand Slam del año.

Campeón en 2011 y 2014 en este torneo, Djokovic disputará la final este domingo en las canchas de Flushing Meadows, en Nueva York, contra el ganador de la semifinal que juegan este viernes el suizo Stan Wawrinka (N° 3) y el japonés Kei Nishikori (N° 6).

Tras perder el tercer set, Djokovic estalló en furia y rompió su camiseta

Embed

Djokovic despejó todas las dudas sobre su condición física con un triunfo fácil y así jugará su segunda final consecutiva en el US Open, la séptima en ocho años.

Después de haber jugado solo dos partidos completos y algo más de seis horas de acción tras la retirada por lesión de otros tres rivales, Djokovic confirmó que el descanso extra le vino fenomenal y dio toda una exhibición de poder y clase ante un rival que nunca pudo entrar en el ritmo de juego del actual campeón del torneo.


Djokovic disputará la final del US Open por séptima vez en ocho años.


La perdida de la tercera manga fue más una estrategia de Djokovic, que no quiso forzar nada, que el haber perdido el control del partido, de hecho en la cuarta volvió a imponer su tenis más completo ante un rival que nunca tuvo respuestas a lo que proponía el campeón serbio en cualquier faceta del juego.

Djokovic, que jugaba la décima semifinal del Abierto, solo necesitó dos horas y 32 minutos para asegurarse también la tercera final de un torneo de Grand Slam en lo que va de temporada después de haber ganado el Abierto de Australia y el Roland Garros, primera vez que lo conseguía en su carrera profesional.

Las estadísticas del partido dejaron a Djokovic con 26 golpes ganadores y 27 errores no forzados, comparados a los 36 y 52, respectivamente, de Monfils, que cedió ocho veces el saque de las 20 oportunidades que tuvo el número uno del mundo para hacer el break, mientras que también le concedió cuatro a francés.

La superioridad del juego Djokovic le permitió no tener la mejor consistencia y solidez con su saque al cometer siete dobles faltas y colocar solo un ace por 7 y 7, respectivamente, que tuvo Monfils, que sigue sin poder ganar al número uno después de haberse enfrentado 13 veces (0-13).

"Me he sentido bien, he jugado un buen partido y aunque hay cosas que debo mejorar de cara a la final, estoy contento con la agresividad que he puesto en mi tenis", declaró Djokovic al concluir el partido. "Se que la final será otra historia diferente y estaré preparado para el reto, sin importar el rival que me pueda tocar", añadió. "Me he sentido bien, he jugado un buen partido y aunque hay cosas que debo mejorar de cara a la final, estoy contento con la agresividad que he puesto en mi tenis", declaró Djokovic al concluir el partido. "Se que la final será otra historia diferente y estaré preparado para el reto, sin importar el rival que me pueda tocar", añadió.


Lo que viene para el N° 1

Si el duelo de Djokovic por el título de campeón va a ser frente a Wawrinka, el tenista serbio de 29 años tiene una ventaja arrolladora de 19-4.

Mientras que si lo hace frente a Nishikori, Djokovic también lo ha dominado al ganar 10 de los 12 partidos que han disputado, el último en la final del Masters 1000 de Canadá, que el tenista serbio se llevo el título con un marcador de 6-3 y 7-5.