A Peñarol lo complicaron los de abajo

Los aurinegros perdieron puntos trascendentes contra rivales que descendieron o están en la lucha por evitarlo

Pocas veces, seguramente, una temporada se le haya complicado tanto a uno de los candidatos como esta a Peñarol por haber perdido puntos ante rivales que ya descendieron o que pelean aún por no bajar a la Segunda división profesional.

Este plantel aurinegro dio un paso atrás más que trascedente el domingo cuando empató ante Liverpool porque prácticamente hipotecó la chance del bicampeonato y, además, se puede quedar fuera de la próxima edición de la Copa Libertadores de América. Mucho para ser solo 90 minutos de fútbol. O de falta de fútbol, porque fue lo que menos apareció en este irregular plantel que venía de golear 5-0 a Nacional y 4-0 a Juventud, jugando muy bien en ambos compromisos.

Si se va a los números del Clausura, el equipo de Jorge Fossati dejó 7 puntos por el camino contra rivales que pelean el descenso (3 ante Cerro y 2 contra Liverpool que el domingo que viene se sacarán chispas por no bajar) y 2 ante Racing que se salvó de no perder la categoría el pasado domingo.

Parece más increíble aún si se tiene en cuenta que ante supuestos rivales directos por el campeonato, Peñarol ganó cuatro de los cinco encuentros y el otro lo empató. Es decir, venció sucesivamente a River Plate, Danubio –en Jardines–, Wanderers y Nacional con la goleada más grande en los últimos 61 años. Igualó 2-2 ante Defensor Sporting que al final se cayó y está muy lejos en el torneo.

Es decir que de esos 15 puntos ganó 13 y como contrapartida, de los nueve en juego ante rivales que luchaban –y luchan– por no descender, perdió siete.

En el Apertura, en tanto, dejó 11 unidades ante esos rivales, lo que lleva a que la Tabla Anual de Peñarol no sea de las mejores.

Y le había ganado a River y Nacional, empatado con Defensor y Wanderers, y perdido ante Danubio.

Una muestra más de esta irregularidad aurinegra que lo dejó al borde del abismo.


Populares de la sección

Comentarios