A Peñarol le cuesta una enormidad

Peñarol apenas sacó un punto al igualar 2-2 ante Defensor sin mostrar demasiado; los violetas hace siete partidos que no ganan

Lento, impreciso, estático, así se lo vio a Peñarol ante un rival de fuste como Defensor que tampoco mostró nada del otro mundo.

Y es demasiado hándicap cuando se busca conseguir el campeonato. Jorge Fossati trabaja en la semana, pero queda claro que a este Peñarol le falta mucho. Muchísimo.

El estereotipo del equipo que busca, es obvio –él mismo lo aceptó luego del encuentro del viernes de noche– aún no lo ha encontrado.

No obstante, van dos fechas contra rivales importantes como River y Defensor y si se mira lo positivo, a su equipo le llegaron muy poco. Si se mira el otro plato de la balanza, Peñarol carece de profundidad, de mayor llegada.

Cuando se juega con carrileros, si estos no pasan la mitad de la cancha –como quiere Fossati y cualquier técnico–, a cualquier equipo se le dificulta el juego ofensivo. Y ni Baltasar Silva y mucho menos Lima –desconocido– logran hacer esa función.

Peñarol comenzó demasiado cauteloso, avaro en su juego y hasta con línea de cinco en el fondo porque entre Silva y Viera trataban de parar las subidas de Regueiro. Enseguida se lesionó Píriz e ingresó Marcel Novick falto de fútbol, muy nervioso y con errores en los pases.

Defensor, en cambio, esperaba bien parado en la mitad de la cancha –con tres hombres de marca– y contragolpeaba a influjos de lo que hiciera Olivera. Sin embargo, fue un pelotazo de Risso para Regueiro que derivó en un golazo del delantero quien le ganó a sus marcadores –perdidos en la ocasión– para estampar el 1-0.

Al equipo de Fossati le faltó mucho juego en la primera parte. Aguiar estuvo muy solo en la creación y el Japo apareció tras una buena jugada para darle el 1-1 a Zalayeta. Los dos conjuntos quedaron en el debe.

El tiempo de Silvera
Insólitamente, el personaje del segundo tiempo, el verdadero protagonista no fue ningún jugador.  Fue el árbitro Roberto Silvera.

El juez se equivocó feo, muy feo y pitó dos penales que no existieron, uno para cada lado.

Primero, uno supuesto de Darío Rodríguez a Correa que Olivera aprovechó para el 2-1.

Minutos después y con el ingreso de Antonio Pacheco, Peñarol comenzó a llegar más y un pique del Japo Rodríguez terminó con un cruce de Malvino derivó en otro penal, quizás menos polémico que el otro, pero para nada claro. Tony no lo desaprovechó –como tampoco lo había hecho en el partido del Apertura en la última jugada del Franzini para empatarlo– y otra vez igualó.

De allí en adelante, Defensor solo mostró algún pique de Regueiro y lo de Peñarol fue alarmante con una imprecisión increíble en sus jugadores, muy lejos de lo que debe ser el profesionalismo.

El punto es más importante para Peñarol que había ganado en la primera fecha. Lo de Defensor es preocupante, ya que lleva siete partidos sin ganar. Pero los dos se fueron calientes porque saben que están lejos.


Peñarol 2-2 Defensor Sporting

Cancha: Estadio Centenario

Juez: R. Silvera

Peñarol: Juan Castillo, Carlos Valdez, Darío Rodríguez, Gonzalo Viera; Baltasar Silva, Sebastián Píriz, Luis Aguiar, Pablo Lima; Japo Rodríguez; Marcelo Zalayeta y Jonathan Rodríguez.

Defensor Sporting: Martín Campaña, Pablo Pintos, Nicolás Correa, Matías Malvino, Robert Herrera; Federico Gino, Andrés Fleurquin, Leonardo Pais; Nicolás Olivera; Mario Regueiro e Ignacio Risso.

Cambios en Peñarol: 8’ Marcel Novick x Píriz, 60’ Antonio Pacheco x Jonathan Rodríguez y 80’ Sergio Orteman x Aguiar

Cambios en Defensor Sporting: 74’ Matías Alonso x Ignacio Risso, 83’ Giorgian De Arrascaeta x Federico Gino y 90+1’ Ramón Arias x Regueiro

Goles: 21’ Regueiro (DS), 41’ Zalayeta (P), 54’ Olivera (DS) de penal y 75’ Pacheco (P) de penal

Amarillas: M. Novick , D. Rodríguez, Viera (P), Olivera (2), Pintos, Gino, Correa, Malvino, Fleurquin (DS)

Expulsado: 88' Olivera (DS)


Populares de la sección

Comentarios