“A pelear el Uruguayo”

Con un festejo medido, los futbolistas violetas ya le apuntan al partido del martes ante Peñarol: “Defensor se merecía esto, pero ahora vamos por más”, dijo el zaguero Ramón Arias

El festejo fue medido. Casi efímero. Defensor Sporting ni siquiera dio la vuelta olímpica en el Tróccoli. Saben que el martes empiezan a jugar por lo que realmente importa: el Uruguayo.

Pero el violeta también valora lo que se consiguió. Por las formas, por la estructura del equipo, por las canchas donde sale a jugar.

“Defensor se merecía esto, terminar ganando el campeonato, pero ahora vamos por más, a pelear el Uruguayo”, dijo Ramón Arias, quien salió sentido en el entretiempo.

“El equipo está bien para el martes, pero no tenemos que volver a cometer errores porque un error ante Peñarol te cuesta un gol. Tenemos que trabajar para llegar con todo”, expresó por su parte el capitán Andrés Fleurquin.

“Estamos acostumbrados a jugar en todas las canchas así que bienvenido sea el campeonato en la cancha de Cerro”, expresó uno de los tantos jugadores talentosos que salen de la cantera violeta.

Fleurquin fue sincero al describir el rendimiento del equipo en el primer tiempo: “Fue un empate bastante sufrido porque nuestro primer tiempo fue muy malo y al final sacamos un puntos de oro que nos permite llevarnos el campeonato”.

“Cerro jugó como si estuviera peleando el campeonato y nosotros hicimos un partido muy malo en el primer tiempo”, opinó Arias.

“Sin jugar bien hay que resaltar que en el segundo tiempo salimos con mucho amor propio a dar vuelta el resultado”, comentó Fleurquin.

Arias contó entretelones del entretiempo: “Tabaré (Silva)nos habló claro y nos cambió la cabecita para el segundo tiempo”.

Cuando Arias fue entrevistado por la televisión tenía un cartel en la mano que decía: “Tabaré estoy a una fecha de disculparme”. El defensor dijo que se lo había entregado un hincha pero que no sabía qué quería decir. 

Arias, zaguero devenido en lateral izquierdo, terminó sentido: “Me dolía el gemelo. No quería terminar en el primer tiempo, me fui re caliente pero acá el grupo está por encima de todo”, dijo.

Tabaré Silva dijo que a lo largo del campeonato muchas veces pensó que las chances se le escapaban: “A veces pensábamos que quedábamos afuera de todo. Pero hoy podemos festejar tranquilos”, dijo.

Por su parte, el zaguero Matías Malvino expresó que “por suerte logramos el objetivo. La ansiedad de querer hacer un gol generó que no jugáramos bien por momentos. Cuando recibimos el gol de Cerro nos golpeó”, dijo el joven, para quien, “el equipo se solidificó en defensa durante el segundo tiempo y pudimos sacar adelante el partido”.

Ahora, “tenemos que descansar y prepararnos para la final del martes”.

Su compañero de zaga, Mario Risso, indicó que “conseguimos el objetivo de llegar a la final. Ahora vamos por el segundo, que es el más importante: el Campeonato Uruguayo”. Risso recordó que en los últimos seis años Defensor disputó cinco finales, lo que lo llena de orgullo.

Nicolás Olivera, lesionado, se sumó a los festejos: “Esta vez me tocó verla de afuera, pero pude hablar con los chicos paar que ganáramos otra copa para el club”.

De Arrascaeta es otro que terminó sentido ya que en el primer sufrió un golpe en una pierna.


Populares de la sección

Comentarios