A Pablo le cumplieron los deseos

Nicolás Albarracín fue presentado como nuevo jugador de Peñarol luego de una larga y ardua negociación que comenzó antes de la partida del futbolista para disputar los Juegos Olímpicos de Toronto.
El volante Nicolás Albarracín fue presentado como nuevo jugador de Peñarol luego de una larga y ardua negociación que comenzó antes de la partida del futbolista para disputar los Juegos Olímpicos de Toronto.

El ex Wanderers se sumó por tres años a Peñarol, que pagó U$S 300 mil por el 30% de su ficha y se reserva ese porcentaje para una futura venta.

Instalado en Los Aromos, donde fue recibido con la típica pasarela por el resto de sus compañeros previo al primer entrenamiento, Albarracín habló en conferencia de prensa: "Quería venir cuanto antes, ponerme a la orden lo antes posible. Ahora lo único que quiero es entrenar y estar adentro de la cancha".

El futbolista de 22 años no ocultó nunca su deseo de jugar en el equipo que dirige Pablo Bengoechea, pese a que tiene contrato con el bohemio: "Fue complicado pero es entendible. El equipo donde yo me formé tenía que recibir lo de ellos. Ahora estoy feliz porque estoy acá".

Consultado sobre el sector de la cancha donde se imagina jugando en su nuevo club, Albarracín agregó: "Me siento cómodo jugando por afuera. No creo que sea muy distinto a lo que venía jugando en Wanderers, acá hay jugadores de buen pie. Yo estoy pronto para entrar cuando el entrenador lo disponga. Tengo que entrenar y ganarme un lugar".

El volante fue el primer futbolista en llegar a Los Aromos: "Estaba muy ansioso, pero ya estoy acá", dijo feliz.

Populares de la sección