NBA

A LeBron le rompieron la nariz, pero igual ganó

El poder ofensivo de los "Big Three" de Miami, encabezado por James, apareció ante los Thunder de Oklahoma City

El poder ofensivo de los "Big Three" de los Heat de Miami, encabezado por el alero LeBron James, surgió ante los Thunder de Oklahoma City de la estrella Kevin Durant y sirvió para que ganaran con facilidad a domicilio (81-103) el duelo entre líderes de división y favoritos a luchar por el título de liga.

Los Heat, que en su campo del American Airlines Arena, de Miami, perdieron el pasado 29 de enero por 95-112 ante los Thunder, llegaron al Chesapeake Energy Arena, de Oklahoma City, con espíritu de revancha y fueron el mejor equipo.

James se encargó de aportar 33 puntos (15-22, 1-5, 2-5), además de capturar siete rebotes, repartir tres asistencias, recuperar cuatro balones y perder ocho, que no tuvieron efecto negativo en el marcador final.

La estrella de los Heat fue clave desde el inicio del partido al conseguir los 12 primeros puntos de su equipo, incluidos 5-5 en 3:11 minutos de acción; el periodo inicial concluyó con parcial de 17-34 que fue imposible de superar por parte de los Thunder.

Nunca antes James había anotado 12 puntos consecutivos al inicio de un partido como profesional y superó su marca previa, que era de nueve, cuando jugaba con los Cavaliers de Cleveland, el 5 de noviembre del 2005 ante los Grizzlies de Memphis.

Nariz rota

Aunque James tuvo que abandonar el campo a falta de 5:50 minutos del tiempo reglamentario tras recibir un golpe en la cara por parte del ala-pivote hispano-congoleño Serge Ibaka cuando hizo un mate y anotó, los Heat ya tenían asegurada victoria.

Junto a James, el escolta Dwyane Wade también brilló de manera especial con un partido completo al conseguir un doble-doble de 24 puntos y 10 asistencias, más siete rebotes y tres recuperaciones de balón, por tres pérdidas.

El pívot Chris Bosh, clave en el cuarto periodo, cuando los Heat mantuvieron la ventaja, también logró 24 tantos, ocho rebotes, tres asistencias, tres recuperaciones de balón y un tapón, que ayudaron a la victoria, la cuarta consecutiva que consigue Miami (39-14).

Golpe a LeBron en la nariz

Esta vez no pudo tampoco Durant superar el duelo individual contra James, a pesar de que aportó 28 puntos, pero falló 12 de 22 tiros de campo, incluidos cinco triples, capturó ocho rebotes, dio tres asistencias y recuperó dos balones.

El base Russell Westbrook, que volvió con el equipo tras perderse 27 partidos debido a una operación que le hicieron el rodilla derecha, tampoco pudo ser factor ganador al aportar 16 puntos (4-12, 0-2, 8-10), cinco rebotes, dos asistencias, tres recuperaciones de balón y cuatro perdidas en los 24 minutos que jugó.

Ibaka fue el tercer máximo encestador de los Thunder al conseguir 14 puntos (5-11, 0-1, 4-6); también firmó ocho rebotes, una asistencia y un tapón, pero tampoco tuvo su mejor inspiración ni al final pudo ser factor ganador.

Ningún otro jugador de los Thunder pudo superar la barrera de los 10 puntos y el equipo de Oklahoma City (43-13), que perdió por primera vez en su campo desde el pasado 5 de enero, sigue con la mejor marca de la NBA.

Mientras, el base Stephen Curry anotó la canasta que forzó la prórroga en la que los Warriors de Golden State vencieron 102-99 a los Rockets de Houston, que rompieron racha de ocho triunfos consecutivos.

Curry, que aportó 25 puntos y seis asistencias, a falta de 3.2 segundos para que concluyese el tiempo reglamentario anotó con penetración la canasta que forzó el empate a 89-89 y dio a los Warriors la oportunidad de la victoria.

El ala-pivote David Lee consiguió un doble-doble de 28 puntos, 14 rebotes y dos recuperaciones de balón que lo dejaron al frente del ataque de los Warriors (33-22) que ganaron el segundo partido consecutivo y el sexto en los últimos 10 disputados.

El escolta James Harden lideró el ataque de los Rockets al conseguir 39 puntos, incluidos 34 en la segunda parte, dio cinco asistencias y capturó cuatro rebotes.

El alero Chandler Parsons también anotó 21 puntos, pero falló 16 de 24 tiros a canasta, mientras que el pívot Dwight Howard 9 de 13 que lo dejaron con sólo 11 tantos sin que su buena labor bajo los aros, capturó 21 rebotes y puso cuatro tapones, tuviese recompensa.

Otro resultado de la jornada tuvo como protagonista el ala-pivote Kenneth Faried, que siguió inspirado en el juego ofensivo y aportó 26 puntos que ayudaron a los Nuggets de Denver a conseguir la victoria a domicilio 90-101 ante los Bucks de Milwaukee.


Populares de la sección

Comentarios