A las trompadas en Los Aromos

Carlos Sánchez, gerente deportivo de Peñarol, y un integrante de la barra se tomaron a golpes de puño en el complejo de entrenamiento

El lunes por la tarde en Los Aromos, Carlos Sánchez discutió con un hincha de Peñarol y terminaron a golpes de puño tras elevarse el tono de las palabras. El simpatizante, integrante de “la barra Ámsterdam” del conjunto aurinegro, discutió con el exjugador por la salida del juvenil Elbio Álvarez a Benfica. 

El volante de las inferiores de Peñarol, fue negociado al club portugués junto a otros jugadores de la institución y ahora Benfica reclama que viaje a Portugal para incorporarse al club, pero Álvarez se niega. 

En el programa “Verano Sport” de 890 AM, el vicepresidente de Peñarol, Edgar Welker, se expresó al respecto: “La actitud del futbolista es sorpresiva. Tiene todo firmado. El jugador tiene que viajar por contrato. Lo del incidente es lamentable. Todo comenzó con un intercambio de ideas y no terminó de la mejor manera”.

Sobre lo acordado con el club portugués, el dirigente agregó: “Tiene que viajar, los pasajes están en su mano. Más de un año hace que se arregló este pase. Es el acuerdo que tenemos con Benfica”. 

Según Welker, “el abogado del jugador le asesoró que no viaje, pero se ve que no tiene todo claro. Él ya firmó. Su pase pertenece a Benfica y tiene que viajar cuanto antes”.

“No se puede permitir este tipo de reclamo por gente que no tiene por qué hacerlo. Este tema no puede pasar inadvertido. El consejo directivo tomará cartas en el asunto”, concluyó el vicepresidente sobre lo acontecido el lunes por la tarde. 


Populares de la sección

Comentarios