A la altura de toda adversidad

Con el potrero de Suárez, las atajadas de Muslera y los cambios tácticos sobre la marcha, Uruguay derrotó a Perú y se cortó solo para el repechaje

El Nacional de Lima hervía. La tabla de posiciones no admitía margen de error. El rival llegaba en su mejor nivel. El escenario podía parecer imposible para cualquiera. Menos para Uruguay. Se olvidaba de eso la prensa peruana que asoció la palabra miedo con la camiseta celeste. Es desconocer lo básico de esto que se llama fútbol.

Porque Uruguay lo hizo otra vez. Contra el clima espeso –del cual lograron abstraerse en todo momento– y un rival que lo tuvo a maltraer los primeros 35 minutos de juego. ¿Resultado final? Uruguay 2-Perú 1.  

Cuando la mano venía brava, se sostuvo con las atajadas de un Muslera que cada vez es más influyente en este equipo. ¡Qué en lo cierto estaba Tabárez cuando hablaba de un golero para una época!

Se fue robusteciendo en defensa con un Godín imperial. Y explotó cuando Suárez, ese rey Midas que convierte en gol cualquier entrevero, pisó con firmeza el área.

Así, lo que era trámite adverso cambió rotundamente. Y la presión que parecía hacer ceder por un lado a los uruguayos dio vuelta como un viento caprichoso.

Ese ambiente, esos resultados previos y el clima con el que los peruanos empujaron a la selección parecieron marcar el inicio de las acciones más allá de la batalla estratégica de los entrenadores.

Perú pisó bien la cancha e impuso las condiciones que pretendía para el arranque del juego: circulación rápida y efectiva del balón en la zona media, movilidad de los delanteros para salir de su posición de espaldas al arco y asociarse con los volantes. El objetivo no era la posesión de la pelota por la posesión misma, sino abrir espacios en la zaga uruguaya.

Y lo hicieron. Durante los primeros 35 minutos impusieron sus formas. Con Cruzado muy activo para darle siempre el destino adecuado al balón y Farfán en la posición de enganche en lugar de volante externo. ¿La idea? Ser un nexo lo más directo posible con Guerrero y Pizarro, pero además provocar el uno contra uno en la zona media celeste custodiada solo por Arévalo Ríos. La apuesta al 4-3-1-2 parecía salirle bien a Markarian.

Uruguay, sin salida por las bandas ni abastecimiento claro para sus tres puntas, sufrió. Porque el Cebolla vivió pendiente de Farfán, porque lo de Gargano no es el desdoble y porque los dos puntas que flanquearon a Suárez (Cavani por derecha y Forlán por izquierda) debieron estar pendientes cuando los laterales incaicos se soltaron para formar parte del circuito de generación de juego.

Primero avisó Guerrero que cuerpeó y le ganó al Cacha en el medio. El 9 peruano no es solo fuerza para el choque. Es también potencia y visión de juego. Avanzó y abrió la línea defensiva con un pase en cortada para Pizarro. Muslera reaccionó en forma notable. En tiempo y en forma. Rápido y decidido realizó una atajada de esas que marcan los partidos.

El planteo de Tabárez perecía enclenque en el medio. Arévalo no podía multiplicarse para frenar el envión franjeado. Farfán apareció otra vez por el medio. Muslera ahogó a tiempo y forzó a una definición sucia.

Forlán se iba lesionado y abría más interrogantes. Tabárez no resignó su 4-3-3. Puso a Stuani, casi que un debutante en la selección, en lugar de otro volante que conformara un doble cinco.

Pareció darle resultado inmediato cuando en una jugada sucia, el delantero de Espanyol la punteó en el primer palo tras un centro de Cáceres. Pero nuevamente Perú fue con sus armas. Ágil y también combativo. Una serie de rebotes por izquierda dejó a Pizarro de cara al gol. Su cabezazo lo volvió a salvar Muslera.

Y así llegó el gol de… Uruguay. ¿Cómo? Por esos caprichos de Suárez para ser determinante. Peleó una pelota en el área y cuando era asistencia enganchó al arco y quedó solo. Lo bajaron y facturó de penal. Increíble: ataca Perú, gol de Uruguay.

La tribuna se le vino arriba al local y Yotún no lo soportó. Pisoteó a Luis y se fue expulsado.

Eso cambió el partido y en los primeros 10 del segundo tiempo el desconcierto peruano era tal que Uruguay generó cuatro situaciones de gol clarísimas. Se lo perdió el Cebolla, a Cavani le hicieron un penal clarísimo que no fue sancionado.

Claro, fue clave en este cambio de rumbo la variante táctica de Tabárez. Mover a Gargano al doble cinco, recuperar la mejor versión del Cacha y retrasar a Stuani a hacer el sacrificio que antes le tocaba a Cavani.

Parecía que los viejos fantasmas de no golpear a tiempo para luego sufrir emergían entre las nubes plomizas de Lima. Pero no. Porque Uruguay lo tiene a Suárez. Y a los 66’ tras una aventura de Stuani el delantero de Liverpool la pudrió contra el travesaño. Golazo. Un tanto que hizo de 50 mil almas rugiendo un mero decorado de una obra teatral para niños.

Depués apareció el Uruguay suficiente. Concentrado. Determinado. El de Godín que sacó todo, el del Cebolla que se prodigó y el del Cacha que fue un relojito. Y que adelante Suárez y Cavani se divirtieran.

Fue tan así que ni el gol de Farfán (golazo de tiro libre) cambió el curso de las cosas. Dominar tanta presión hizo que el clásico sufrimiento uruguayo no viniera ni con el equipaje a Lima.

Perú 1-Uruguay 2

Perú: 1 Raúl Fernández, 13 Luis Advíncula, 15 Cristian Ramos, 2 Alberto Rodríguez 19, Yotún 10 Jefferson Farfán, 16 Josemir Bayón, 20 Luis Ramírez, 8 Rinaldo Cruzado, 14 Claudio Pizarro, 9 Paolo Guerrero.

Uruguay: 1 Fernando Muslera; 16 Maximiliano Pereira, 2 Diego Lugano, 3 Diego Godín, 22 Martín Cáceres; 5 Walter Gargano, 17 Egidio Arévalo Ríos, 7 Cristian Rodríguez; 9 Luis Suárez, 10 Diego Forlán y 21 Edinson Cavani. Suplentes: 12 Castillo, 23 M. Silva, 4 Fucile, 6 J. M. Giménez, 8 A. Fernández, 11 A. Pereira, 13 Stuani, 14 Lodeiro, 15 D. Pérez, 18 Ramírez, 19 Scotti y 20 A. González.

Cancha: Estadio Nacional

Árbitro: Patricio Loustau (Argentina)

Goles: 42' de penal y 66' Suárez (U) y 83' Farfán (P)

Cambios en Perú: 45' Juan Vargas x Josepmir Ballón y 65' Johel Herrera x Luis Advíncula y Cristopher Hurtado x Luis Ramírez

Cambios en Uruguay: 25' Cristhian Stuani x Diego Forlán, 69' Álvaro González x Walter Gargano y 81' Jorge Fucile x Martín Cáceres

Tarjetas amarillas: Advíncula y Farfán (P) y Lugano, Godín y Cavani (U)

Expulsados: 45+1' Yotún (P)


Fuente: Enviado

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios