A fondo y con visitas

Fossati habló una hora con el plantel, entrenó dos y media y Damiani presenció la práctica.

De pronto todo comienza a cambiar en el entorno de Peñarol, y ya no solo por el triunfo en el debut en el torneo sino por la llegada de Jorge Fossati a la dirección técnica. En el talante del hincha y en el ánimo del dirigente, al que le cuesta desprenderse de los impulsos del corazón. El técnico, que lejos de los misterios de sus antecesores, procura que los jugadores estén en contacto directo con los hinchas, tuvo ayer otra intensa jornada en la que apostó a reforzar las fortalezas anímicas que mostró su equipo en el estreno ante River Plate y a afinar el funcionamiento futbolístico.

El plantel de Peñarol, que el viernes enfrentará a Defensor Sporting a partir de la hora 19 en el Estadio Centenario por la segunda fecha del Torneo Clausura, tuvo en Los Aromos una hora de charla con Fossati, en la que el técnico apuntó a destacar los valores que mostró el equipo (ver “No podemos subestimar a nadie”) y a recuperar los aspectos en los que no le satisfizo la producción de sus jugadores. Además, el técnico destacó la actitud del grupo. Luego fue el turno de bajar a la cancha, pero para eso el plantel se trasladó en ómnibus (en un viaje de 25 minutos) al Club Naval, en Carrasco, donde realizó un intenso entrenamiento de dos horas y media y en la que volvió a hincarle el diente a los trabajos tácticos.

Fossati quiere que la estructura táctica de su equipo funcione mejor. Ayer volvió a parar la oncena (ver cancha) con tres defensas, cuatro volantes y tres delanteros. En la formación que presentó en el táctico para comenzar alineó dos variantes con relación al equipo que jugó el domingo ante River Plate: Gonzalo Viera por el suspendido Damián Macaluso y Sergio Orteman por Luis Aguiar, que no participó del entrenamiento en el Club Naval por estar resfriado, informó Peñarol.

En el ataque, Fossati volvió a insistir con la misma integración: Antonio Pacheco, Zalayeta y Jonathan Rodríguez, aunque esta vez hizo trabajar a los dos primeros bien recostados sobre la línea de volantes y al floridense de punta.

Luego, en los trabajos tácticos, incluyó a Emiliano Albín por Baltasar Silva y a Jorge Rodríguez por Pablo Lima. Más adelante le dio participación en el trabajo con los titulares a otros suplentes como Nicolás Raguso y el delantero Javier Toledo, que llegó el domingo a Montevideo.

El detalle diferente que tuvo el entrenamiento fue la presencia del presidente Juan Pedro Damiani, que llegó hasta el Club Naval para seguir el movimiento y, como todos los hinchas, se fue satisfecho con lo que observó en la cancha. l




Fuente: Luis Eduardo Inzaurralde - twitter.com/Luisinza

Populares de la sección

Comentarios