A cinco años de la mano de Suárez y la picada de Abreu

Se cumplen hoy cinco años del inolvidable triunfo de Uruguay ante Ghana en el Mundial de Sudáfrica 2010

El agónico triunfo de Uruguay ante Ghana por los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010 cumple cinco años este jueves 2 de julio. El vibrante encuentro fue seleccionado por la FIFA como el mejor partido de ese año.

Uruguay-Ghana. Sudáfrica 2010

No es para menos. Estuvo cargado de emociones que tuvieron su pico máximo con la mano de Luis Suárez para salvar un gol de los africanos cuando terminaba el alargue del partido, que le costó la roja y un penal que Gyan mandó por encima del travesaño, y una posterior definición penales que se selló con la picada de Sebastián Abreu.

Uruguay había dejado afuera al local y el público sudafricano estaba de contra. El equipo que paró el Maestro Tabárez fue con Muslera; Maxi Pereira, Lugano, que lesionado salió a los 37' por Scotti, Godín y Fucile; Álvaro Fernández, reemplazado por Lodeiro, Diego Pérez, Arévao Ríos y Cavani, que dejó su lugar a Abreu; Suárez y Forlán.

El marcador comenzó 1-0 para los ghaneses por intermedio de Muntari a los 45' y a los 55' empató Forlán. Los 90 minutos terminaron 1-1 y se fue a alargue.

Cuando el partido terminaba, en una falta mal sancionada en el minuto 121, llegó una pelota de los africanos al área uruguaya y tras una serie de rebotes, Suárez la despejó con la mano en la línea del arco. Penal y roja. Pero la jugada salió bien para la celeste, porque Gyan falló el remate.

"Para mí fue la atajada del Mundial, con eso es con lo que jodíamos con los compañeros: fue la atajada del Mundial y lo que sirvió para que el equipo pudiera ganar por penales". Luis Suárez

Finalizó el alargue y se fue a los penales. Por Uruguay patearon y anotaron Forlán, Victorino y Scotti. Por Ghana marcaron Gyan y Appiah, y erraron Mensah y Adiyiah.

Maxi Pereira pudo liquidar la serie luego del tercer penal de las "estrellas negras", pero falló su disparo. Luego, Ghana volvió a desperdiciar su ocasión, lo que le dejó servida la definición al Loco Abreu, quien, como luego dijo, hizo "la especialidad de la casa", y picó su remate para destara la locura celeste en Sudáfrica y en Uruguay.

"En cada penal parecía que te desmayabas (...) Alguien dijo 'la va a picar' y estábamos todos diciendo 'que no la pique, que no la pique', pero entró". Diego Forlán

El Loco Abreu y la anécdota de Fucile




Populares de la sección