A 20 años de la Davis futbolera

Uruguay-Argentina. Javier Frana y Diego Pérez volvieron a hablar de la polémica Davis 1994, que los marcó como tenistas

Mañana, cuando Uruguay salte a la cancha en Caracas ante Venezuela para jugar la final del descenso del Grupo I americano, buscará evitar la historia de los últimos 20 años: el balanceo entre la tercera división del tenis y el sueño de arañar un lugar en el Grupo Mundial. Con Pablo Cuevas, 39° del mundo, las chances están más cerca de la segunda que de la primera.

Pero hubo una época en que Uruguay se acostumbró a pelear arriba y hasta tuvo un par de oportunidades para ascender a la élite. La más concreta fue en 1994, una de las series más inolvidables de la Davis: victoria 3-2 ante Argentina en la final del Grupo I americano, que dio la chance de jugar por un ascenso ante Austria, que luego se terminó perdiendo.

Fue una serie histórica, porque se le ganaba un grande –aunque en un momento bajo- y por cómo se dio, con un Carrasco Lawn Tennis que llegó a parecer una cancha de fútbol, incluido lo peor: insultos y agresiones al rival.

La serie fue pareja: el viernes Gabriel Markus –primer singlista argentino- le ganó en tres sets a Diego Pérez -que estaba en el tramo final de su carrera pero enfocado en la Davis-, y luego Filippini -el tenista con mejor ránking de la serie- respondió con victoria en cuatro sets a Frana, uno de los mejores tenistas de la generación, que llegó al puesto 30 pero que en ese entonces rondaba el 100.

El sábado la temperatura se incrementó en el dobles, donde  Filippini y Pérez le ganaron a Frana y Pablo Albano en cuatro sets. El domingo Markus venció a Flippini, y todo quedó para definirse por la tarde entre Diego Pérez y Frana. La hinchada se hizo sentir más allá de los gritos y las advertencias del juez de silla: varios fanáticos insultaron Frana, que respondió, y hasta llovieron proyectiles.

Hoy Frana es el comentarista de ESPN en todos torneos grandes de tenis, y junto al venezolano Luis Alfredo Álvarez se han convertido en la mejor dupla para analizar el deporte blanco. El Observador mantuvo una charla con ellos durante el US Open, a donde fue invitado por la cadena líder en tenis a presenciar el Grand Slam de Flushing Meadows.

“Recuerdo horrible”
“Para mí fue un recuerdo horrible”, tira Frana a bocajarro. “Sinceramente. Tal vez no tanto por el hecho de que nunca Argentina había perdido con Uruguay, porque era un buen equipo, con Diego y Marcelo. Pero sí por lo que pasó con un par de personas que no se comportaron como debían”.

“No sos futbolista, no estás acostumbrado a que te puteen, a que te tiren piedritas, a que te cambien el scoreboard y que diga ‘63-0’. Podés tener gente en contra pero no más de ahí. Esto había escalado demasiado, a mi madre la habían lastimado. No podía asimilarlo y jugar al tenis viendo gente que conocías y que estaba en esa actitud”, agrega el argentino.

“La Copa Davis es así, te deja cosas lindas y estas, pero de todos modos no te marca más allá de ese momento. Lo que lamenté es que Carrasco era el lugar más lindo para mí porque ahí empecé mi carrera, en un Sudamericano. Era ir a la Luna a jugar al tenis. Yo iba con la intención de que hubiera uno peor que yo y gané singles, dobles y por equipos, y a partir de ahí decidí jugar al tenis. Fue lo que me dio la bendición de decir ‘anda a jugar’. Eso me descolocó, pero con Marcelo y Diego volvimos a hablar, eso los separamos totalmente”.

La visión de Diego Pérez
“Emocionalmente el triunfo sobre Argentina en la Davis 94’ fue lo más lindo. La Davis no te da dinero, jugás por la camiseta” rememoró Pérez en El Observador TV, recordando esa serie.

“Se les fue un poco la mano”, reconoció Diego Pérez sobre la actitud de la hinchada. “A mí me ayudó bastante, para sacarlo de sus casillas. Pero a Markus le dijeron lo mismo y ni se despeinó. Se puede ignorar al público, sobre todo porque si empezás con reacciones es peor”.

 “En esa época la tribuna estaba muy cerca la cancha, y se tomaba mucho alcohol, Encima se suma que a Argentina le querés ganar siempre. Yo era muy amigo de Frana hasta ese momento. Se lo tomó personal, como si yo pudiera controlar al público”, recordó Pérez sobre la serie que marcó al tenis uruguayo.

12
Años en Grupo II. En 1995 Uruguay descendió al Grupo II americano, y recién retornó al I en 2008.


Populares de la sección

Comentarios