800 veces Rafa

El español Nadal alcanzó una histórica cifra de partidos con el mejor promedio de victorias

Cuantas historias pasan por la cabeza de un hombre luego de alcanzar una meta determinada. Imágenes, alegrías, derrotas, sufrimientos, la familia, la vida.
Imposible imaginar lo que sintió Rafael Nadal en las últimas horas al cumplir 800 partidos en la ATP. Aquella vez que, cuando con 15 años pisó una cancha de tenis en Mallorca, jamás imaginó la magnitud que podía alcanzar su nombre.

Evidentemente para jugar al más alto nivel hay que reunir determinadas condiciones. Constancia, contracción al trabajo, profesionalismo, aprender de las derrotas y vivir para el deporte.

Rafa inscribió su nombre en el tenis mundial en base a un enorme sacrificio.

“Para mí, el deporte es el espíritu de superación, un esfuerzo personal diario, la fuerza de voluntad para buscar mejorar. La mejor manera de llegar es el trabajo”, reveló una vez explicando su éxito.

El argentino Gastón Gaudio contó sobre Rafa que “en un torneo en Buenos Aires perdió un partido y cuando entró al vestuario rompió las seis raquetas. Yo no lo podía creer. Él era apenas un chico de 17 años y yo era el campeón de Roland Garros. Era un partido que él debía perder. Ese día me di cuenta de que iba a ser un grande.
Desde entonces no paró de ganar”. Su tío Toni narró otra historia: “Yo recuerdo cuando Rafael tenía 12 años e íbamos a los torneos con un balón de fútbol. Entonces, antes de jugar los torneos hacíamos unos partidillos. Había chicos a los que los entrenadores nos les dejaban jugar al fútbol. Y ese chico queda amargado”.

Como todo profesional, Nadal cuenta con una rutina de entrenamientos. La catalogan de sencilla: estiramientos, salto de cuerda y ejercicios localizados. A ello se suman las horas de práctica y gimnasio. El resto, constancia y disciplina.

En la comida cuentan que Nadal ingiere tres alimentos antes de cada partido: un plato de pasta, una ración de ensalada y dos filetes de carne.

Los números
Esta historia de los 800 partidos no es exclusiva de Rafa. Otros cinco jugadores aún activos como Federer, Haas, Hewitt, Ferrer y Davydenko, todos más veteranos que Nadal, superaron esa barrera. Pero a diferencia de todos Nadal tiene el mejor porcentaje de victorias: 83,7%, producto de sus 670 triunfos. Ese porcentaje le permite superar a Borg (736 partidos, 82,7%), Connors (1.531 y 81,8%), Ivan Lendl (1.310 y 81,7%) y John McEnroe (1.073 y 81,5%).

¿Y Roger?
La carrera de Nadal fue construida en un mano a mano. Convivió con la sombra de Roger Federer. Ahora bien, ¿qué porcentaje de triunfos tenía Roger a los 800 juegos? Federer, que es el líder de jugadores en actividad en partidos disputados con 1.149, con 81,1% de triunfos, cuando llegó a los 800 partidos estaba por detrás de las cifras de Nadal. Novak Djokovic, otro hombre con números que asombran, resulta comparable con Nadal: en 680 partidos, el actual número dos conquistó el 80,4% de victorias, similar a Federer en 2009.

El grupo selecto
Con los 800 partidos alcanzados en Brasil, Rafa se sumó a la histórica galería de grandes del tenis que habían alcanzado esa cifra. La lista se compone de Federer (1.149 juegos), Tommy Haas (859), Lleyton Hewitt (836), David Ferrer (833) y Nikolay Davydenko (800).  Claro que hay otros históricos que parecen insuperables. Es que los 1.531 encuentros disputados por el locuaz Jimmy Connors son mirados con asombro por las nuevas generaciones. Por orden lo siguen Ivan Lendl (1.310) el argentino Guillermo Vilas (1.215) y después se coló el bueno de Roger (1.149).

Los ritos de  rafa antes de jugar
1 Se ducha. Cuarenta y cinco minutos antes de jugar se baña. “Bajo el agua fría siento crecer mi fuerza y mi resistencia”.
2 Empuñaduras. Rafa prepara sus raquetas. “Vienen con una cinta previa de color negro; yo pongo una cinta blanca encima de la negra”.
3 Vendas. “Cuando terminan de vendarme, me levanto, me visto y me mojo el pelo. Luego, me pongo el pañuelo en la frente”.
4 Ejercicios. Luego realiza una serie de ejercicios de cambio de ritmo; según sus colaboradores son los  que empiezan a intimidar a los rivales.
5 Cábala.“Un sorbo de una botella, otro sorbo de la otra. Dejo las dos a mis pies, delante de la silla, a mi izquierda, una detrás de la otra”.
6 La familia. El último paso, cuando toma contacto con la cancha, busca a sus seres queridos en la tribuna.


Populares de la sección

Comentarios