10 razones para no perderse un partidazo: All Blacks-Springboks

Nueva Zelanda y Sudáfrica definen el primer finalista del mundial de rugby: 10 razones para no perderse el duelo
1) La historia
Rivalidad


No hay duelo más importante en el rugby mundial. Europa tiene la historia y los más de 100 años de enfrentamientos, Pero Sudáfrica y Nueva Zelanda tienen la tradición de ser los dos mejores. Desde la era previa a las copas del mundo, las giras de uno en el territorio del otro paralizaban al planeta. La sanción por el apartheid a Sudáfrica y el propio establecimiento del Tri Nations a mediados de la década del 90 le sacaron brillo a esas giras históricas, pero se han sabido renovar para mantener intacto el interés de sus clásicos.

2) El orgullo nacional
Sudafrica 1995

Junto con Gales, son los tres países más aficionados al rugby, y el deporte en el que realmente son los dueños del mundo. Para Nueva Zelanda es parte de su identidad nacional, y para Sudáfrica la razón que unió a una nación dividida y con una guerra civil.

3) El juego total de Nueva Zelanda
All Blacks Francia

La goleada 64-12 ante Francia fue una de las mejores muestras de rugby de los últimos 10 años. Fue el modelo neozelandés a máxima escala: obtención, velocidad en el manejo de la pelota, potencia en el breakdown para liberar rápido y darle ritmo al juego, unión de forwards y backs para establecer dinámica en toda la cancha. Pasaron por encima a Francia sin alma, pero si repiten no tienen rivales de acá al final.

4) El juego físico de Sudáfrica
Juego fisico

El rugby sudafricano no tiene secretos: cuando la mayoría decide jugar buscando el espacio libre, los Springboks van directo a la materia. Su filosofía está construida en se juego físico, de choque y poco lujo. En ese rubro, no hay nadie en el mundo que pueda superarlos.

5) Sus historias en Mundiales
Francia nueva zelanda 1999

Sudáfrica tiene un aura especial en los Mundiales. Tras perderse los dos primeros por sanciones del apartheid, debutó en 1995, torneo que pasó a la historia por la reunificación nacional, con Mandela a la cabeza. Desde ahí tienen historia positiva en Mundiales.
Nueva Zelanda tiene una relación conflictiva con las copas del mundo. Han batido todos los récords en los períodos inter copas, pero solo pudieron ser campeones como locales. Es su gran oportunidad para redimirse.

6) Para Sudáfrica define una era
Los Sprinboks sufrieron la mayor humillación de su historia en el debut ante Japón. El país entero pidió la cabeza del DT, Heyneke Meyer. Arreciaron las críticas por la veteranía de un equipo al que parecía haberle pasado el cuarto de hora. Sin embargo, empezó a levantar, dejó por el camino con claridad a Samoa y Escocia, y el sábado pasado ganó una batalla clave ante Gales, con mucho amor propio, algo que había quedado en duda. Ya tuvo el golpe que manda a cualquiera a la lona y se levantó, por lo que ahora es un rival de sumo respeto.

7) Los wings goleadores
wings

Savea y Habana se roban todas las palmas como definidores. Habana acaba de batir el récord de tries en mundiales (15), aunque Savea tiene tiempo para superarlo. A ellos los acompañan Nehe Milner -Skudder y JP Pietersen. Se les hará difícil tener tiempo y espacio como en partidos anteriores, pero de todos modos pueden desnivelar.

8) Parejas de medios: la chance de Carter
En Sudáfrica, el medioscrum Fourie du Preez tiene la experiencia para liderar al equipo y acompañar a un muy joven apertura Handre Pollard, que tiene el talento pero apenas un año con la 10. Del otro lado, todo parece más equilibrado: Dan Carter busca su oportunidad mundialista, tras haberse perdido la consagración en 2011 por lesión. Es su canto del cisne antes de dejar los All Blacks, y hasta ahora ha demostrado estar vigente. Junto a él aparece Aaron Smith, uno de los mejores 9 del mundo, siempre listo para atacar la base y darle dinámica al juego.

9) La batalla en la tercera línea
Kaino

Ambos necesitan ganar la batalla de la tercera línea, fundamental en el breakdown para gestar fases de juego después del contacto. Sudáfrica batallará para sacarle revoluciones al juego allí, mientras que Nueva Zelanda buscará que el balón quede el menor tiempo posible en el ruck y construir su juego dinámico.

10) Nueva Zelanda, el favorito
El favorito es Nueva Zelanda. Lo dicen las apuestas, pero también el juego durante el Mundial: mientras Sudáfrica llegó a los tropezones y con un sufrimiento inmenso, y le ganó en cuartos a Gales en el último minuto, Nueva Zelanda navegó plácidamente el torneo, apenas con un susto en la primera fecha ante Argentina, y luego fáciles victorias ante rivales muy por debajo de su nivel: Namibia, Tonga y Georgia. Luego en cuartos, pulverizó a Francia con un 62-13 y le asestó una de las mayores humillaciones de su historia. Pero clásicos son clásicos, y este es imperdible.


Los Detalles
Nueva Zelanda Sudáfrica
Nueva Zelanda.1) 1) Joe Moody, 2) Dane Coles, 3) Owen Franks; 4) Brodie Retallick, 5) Sam Whitelock; 6) Jerome Kaino, 7) Richie McCaw (capt), 8) Kieran Read; 9) Aaron Smith, 10) Dan Carter; 11) Julian Savea, 12) Ma'a Nonu, 13) Conrad Smith, 14) Nehe Milner-Skudder; 15) Ben Smith. DT Steve Hansenx

Sudáfrica. 1) Tendai Mtawarira,2) Bismarck du Plessis, 3) Frans Malherbe; 4) Eben Etzebeth, 5) Lodewyk de Jager; 6) Francois Louw, 7) Schalk Burger, 8) Duane Vermeulen; 9) Fourie du Preez (capt), 10) Handre Pollard; 11) Bryan Habana, 12) Damien de Allende, 13) Jesse Kriel, 14) JP Pietersen; 15) Willie le Roux. DT Heyneke Meyer

Suplentes NZ. Mealamu, Franks, Faumuina, Vito, Cane, Kerr-Barlow, Barrett, Bill Williams
Suplentes SUD. Strauss, Nyakane, du Plessis, Matfield, Alberts, Pienaar, Lambie, Serfontein
JUEZ: Jerome Garces (FRA)
HORA: 12:00
TV: ESPN

Acerca del autor